Ataque a la desesperada de Haddad

El candidato de Lula opta con recrudecer su mensaje en el final de la campaña brasileña para intentar recortar la ventaja de Bolsonaro

MARCELA VALENTE BUENOS AIRES.

Desconcertado por el ascenso imparable del candidato ultraderechista Jair Bolsonaro, el Partido de los Trabajadores (PT) y su líder tras la negativa judicial de permitir la participación del expresidente Luiz Inacio Lula da Silva, Fernando Haddad, imprimió ayer un giro a la campaña para las presidenciales del domingo en Brasil. «Llegó el momento de defendernos porque es muy grave lo que está ocurriendo», declaró aludiendo a la divulgación masiva de noticias falsas en su contra a través de WhatsApp.

Haddad inició la carrera electoral hace apenas tres semanas y hasta el momento su principal preocupación era darse a conocer como el reemplazante del líder más popular de la escena política brasileña, que además era el gran favorito. Por eso hasta ahora había optado por no responder a los ataques de Bolsonaro dirigidos hacia él y hacia el PT. Pero los sondeos prelectorales muestran que esa ofensiva del candidato misógino, racista y homófobo suman adhesiones. Según la última encuesta de Ibope, Bolsonaro cuenta con el 32% de intención de voto, mientas que Haddad sólo suma el 23%. En una hipotética segunda vuelta se proyecta un empate técnico.

Por recomendación de un sector del PT, Haddad intenta ahora mostrar su propio juego y no apoyarse tanto en la figura de Lula. También dejará de lado el señalamiento de los rasgos fascistas de su rival para apuntar las veces en que Bolsonaro votó en contra de derechos laborales y sociales siendo diputado. «No votes a quien siempre votó en tu contra», es el mensaje difundido desde ayer. En las semanas anteriores parecía que el líder de la derecha se estancaba y que el exministro de Educación de Lula y exalcalde de Sao Paulo crecía a medida que se iba dando a conocer. Pero tras las masivas manifestaciones de mujeres contra Bolsonaro lo que parecía que iba a menoscabar a la figura del derechista fue utilizado en su favor, aunque de modo artero.

Campaña de desprestigio

En esta última semana comenzaron a difundirse vía WhatsApp millones de noticias falsas con presuntas fotos de las protestas donde se mostraba a mujeres desnudas rompiendo imágenes de santos y otras que vinculaban a Haddad con imágenes de niños siendo abusados. Los mensajes también aludían a que el PT financió a Venezuela y a que cerraría iglesias. Según Datafolha, seis de cada diez votantes de Bolsonaro dicen informarse a través de esa red social.

El contenido de esos mensajes coincide con las admoniciones constantes del propio candidato y también con los de influyentes líderes evangélicos que llaman a sus fieles a votar por Bolsonaro, vinculando al derechista con la simbología religiosa. Algunos analistas señalan además que el ascendente líder conservador se beneficia de los votantes desencantados de la centroderecha que abandonan al PSDB y el frente de la ecologista Marina Silva aún antes de primera ronda. Además, los mercados financieros parecen más tranquilos cuando las encuestas favorecen a Bolsonaro.

Esta polarización ha instalado en la campaña un clima de segunda vuelta anticipada. Según los sondeos, aunque parece improbable, no se descarta que Bolsonaro gane en la primera.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos