Venezuela declara la alerta militar ante llegada de la ayuda humanitaria

Convoy de camiones con ayuda humanitaria para Venezuela, a su llegada a la frontera con Colombia/Reuters
Convoy de camiones con ayuda humanitaria para Venezuela, a su llegada a la frontera con Colombia / Reuters

Caracas cierra la frontera con Colombia donde esperan toneladas de alimentos y medicinas

COLPISA/AFPCaracas

La Fuerza Armada venezolana se declaró en «alerta» para evitar una violación del territorio ante la pretensión del opositor Juan Guaidó de hacer entrar el sábado ayuda humanitaria acopiada en Colombia, Brasil y Curazao, isla con cuya frontera marítima y aérea cerró este martes.

El presidente Nicolás Maduro dijo haber recibido este martes la promesa de «lealtad» en una reunión con «1.000 comandantes militares», realizada en vísperas de la movilización que convocó Guaidó para acompañar a brigadas de voluntarios que irán por la carga humanitaria a las fronteras. «La Fuerza Armada permanecerá desplegada y alerta a lo largo de las fronteras (...) para evitar cualquier violación a la integridad de su territorio», aseguró el ministro de Defensa, general Vladimir Padrino.

Reconocido por 50 países como presidente interino, Guaidó encabezó un debate en el Congreso, de mayoría opositora, que aprobó el ingreso de la ayuda. «Es una orden directa para la Fuerza Armada que deben cumplir de manera inmediata», aseguró. Padrino aseguró que los militares no se dejarán «chantajear» y calificó de «sarta de mentiras» que el presidente estadounidense Donald Trump y Guaidó hablen de la «supuesta ayuda humanitaria» como un choque entre la Fuerza Armada y los venezolanos.

Cargamentos a la espera

Cargamentos de medicinas y alimentos enviados por Estados Unidos están almacenados en la ciudad colombiana de Cúcuta, cerca del puente limítrofe de Tienditas, bloqueado por militares venezolanos.

Brasil, que instalará un centro de acopio en el estado fronterizo de Roraima, prepara un operativo para brindar ayuda humanitaria en «cooperación con el gobierno de Estados Unidos», dijo el portavoz, Otávio Régo Barros.

Las autoridades ordenaron el cierre de la frontera marítima y aérea de Venezuela con Aruba, Bonaire y Curazao, confirmó a AFP el comandante de esa región, almirante Vladimir Quintero.

Los venezolanos padecen falta de alimentos y medicamentos, además de una voraz hiperinflación que el FMI proyecta en 10.000.000% este año. Huyendo de la crisis, unos 2,3 millones (7% de la población) emigraron desde 2015, según la ONU. Pero Maduro, que culpa de la crisis a sanciones financieras de Washington, tilda la ayuda enviada por Estados Unidos como un «show» y «migajas» de «comida podrida» que servirá de pretexto para invadir militarmente a Venezuela.

Trump no descarta una acción armada en Venezuela, y el lunes advirtió a los militares que siguen apoyando a Maduro que «lo perderán todo». «No van a poder pasar por el espíritu patriótico de la Fuerza Armada por la vía de la fuerza para imponer a un gobierno títere, genuflexo, entreguista, antipatriótico, no lo van a poder lograr. Van a tener que pasar por estos cadáveres», respondió el general Padrino.

Cuba rechazó lo que llamó la «infame» acusación de Estados Unidos sobre la presencia de tropas cubanas en Venezuela para apoyar a Maduro, e insistió que Washington prepara «una acción militar con pretexto humanitario».

Guaidó, quien dice esperar que los brigadistas aumenten de 700.000 a un millón, envió este martes mensajes en Twitter a cada jefe militar destacado en puestos fronterizos para pedirles que dejen pasar la ayuda. El coronel Pedro José Chirinos, asesor militar adjunto de Venezuela ante la ONU, se sumó este martes a varios casos de militares que reconocen a Guaidó.

El miércoles, el máximo jefe de las Fuerzas Militares de Colombia, Luis Navarro, y del Comando Sur estadounidense, Craig Faller, se reunirán en Miami para discutir sobre la ayuda que Estados Unidos envía por la frontera colombiana.