Santos recibe el Nobel de la Paz: «La guerra en Colombia ha terminado»

Juan Manuel Santos recibe en Oslo el premio Nobel de la Paz./
Juan Manuel Santos recibe en Oslo el premio Nobel de la Paz.

El presidente colombiano recoge en Oslo el galardón por sus esfuerzos por acabar con el conflicto armado con las FARC y celebra el "fin de una pesadilla de más de medio siglo"

COLPISA / AGENCIASoslo

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, ha recibido este sábado en el ayuntamiento de Oslo el Nobel de la Paz por sus esfuerzos por acabar con el conflicto armado en su país. La ceremonia, que ha comenzado a las 13.00 hora local (12.00 GMT), culmina un proceso iniciado de forma pública en octubre de 2012 con la constitución de la mesa de diálogo con la guerrilla de las FARC en Hurdal, al norte de Oslo, y que se trasladó luego a La Habana, donde las partes negociaron durante casi cuatro años.

Ceremonia

"La paz parecía un sueño imposible, pues muy pocos recordaban cómo era vivir en un país en paz. La guerra que causó tanto sufrimiento y angustia a nuestra población ha terminado", ha dicho el presidente nada más comenzar su discurso, enunciado en castellano y plagado de citas variadas, desde Gabriel García Márquez a Bob Dylan.

Santos ha asegurado que después del 'no' de los colombianos al acuerdo de paz, su único objetivo fue reunirse con todos los agentes y firmar un nuevo pacto que gustara a todos. Sobre los conflictos del mundo, el presidente ha reflexionado: "Si la guerra puede terminar en un hemisferio, ¿por qué no pueden algún día los dos hemisferios estar libres de ella?".

"Hoy más que nunca podemos imaginar un mundo sin guerra. Lo imposible es posible", ha destacado Santos entre aplausos de los asistentes. Asimismo, el mandatario ha señalado que ha sido líder "en tiempos de guerra para hacer la paz". Así, ha afirmado que "por experiencia propia les digo que es mucho más difícil hacer la paz que hacer la guerra".

El presidente ha afirmado que este premio Nobel lo recibe en manos de 50 millones de compatriotas que pone fin a "una pesadilla" de más de medio siglo. "Y lo recibo sobre todo en nombre de los más de 8 millones de víctimas y desplazados" y "más de 220.000 mujeres, hombres y niños que, para nuestra vergüenza, han sido asesinados". Los expertos dicen que "este es el primer pacto que pone en el centro a las víctimas y sus derechos, y de esto nos sentimos muy orgullosos", ha destacado.

Segundo pacto

Cinco días después del rechazo en referendo de los colombianos a un primer acuerdo, el Comité Nobel noruego premió a principios de octubre el papel de Santos, que abrió un nuevo diálogo que culminó en un segundo pacto aprobado el mes pasado por las dos cámaras.

Junto a Santos ha acudido a la ceremonia, presidida por la familia real noruega, una comitiva de treinta invitados, entre ellos siete víctimas del conflicto armado, como la excandidata presidencial Ingrid Betancourt, secuestrada por las FARC más de seis años. Durante su discurso, Santos pidió a las víctimas que se levantaran para recibir una de las mayores ovaciones del día. De pie y con las manos entrelazadas algunos de ellos, Pastora Mira García, Leiner Palacios, Liliana Pechené, Fabiola Perdomo, Ingrid Betancourt, Clara Rojas y Héctor Abad Faciolince escucharon emocionados un reconocimiento que se prolongó más de medio minuto.

A Palacios -superviviente de la matanza de Bojayá cometida por las FARC en 2002 en un combate con paramilitares- lo puso como ejemplo de las víctimas, que han apostado por la reconciliación mientras "muchos que no han sufrido en carne propia el conflicto se resisten a la paz".

Sin representantes de las FARC

No ha estado presente sin embargo ningún representante de la guerrilla porque su situación jurídica en Colombia no se ha solucionado, según avanzada ayer en rueda de prensa Santos, quien sostuvo que estarán "en corazón y en alma".

El segundo colombiano en ganar el Nobel -Gabriel García Márquez logró el de Literatura en 1982- recibirá un diploma, una medalla y 8 millones de coronas suecas (881.000 dólares), que donará a las víctimas del conflicto.

La medalla ha sido elaborada con oro cien por cien de Colombia, extraído por dos cooperativas mineras de este país siguiendo procesos respetuosos con el medio ambiente. También colombianas han sido las rosas y los claveles que han decorado el ayuntamiento, donde el año pasado fue galardonado el Cuarteto para el Diálogo Nacional en Túnez.

Recibido por los reyes de Noruega

En el Centro Nobel de la Paz, a pocos metros del ayuntamiento, Santos ha participado previamente en el tradicional acto de la organización Save the Children, en el que conversará con catorce niños noruegos y dos colombianos, en presencia de la princesa Mette-Marit. Santos ha sido recibido luego en audiencia por los reyes Harald y Sonia en el Palacio Real, con quienes se ha vuelto a encontrar horas más tarde en el banquete oficial, al que asisten también los príncipes herederos y otras autoridades.

El de la Paz es el único de los Nobel que ni se otorga ni entrega en Estocolmo, a diferencia de los otros cinco galardones, sino en Oslo, por deseo expreso de Alfred Nobel, creador de los premios, ya que en su época Noruega formaba parte del Reino de Suecia.