El Islam riojano cierra filas contra el terror

Alaa Said, imán de la mezquita de la calle Villegas, arropado por dos de sus fieles. :: Sonia TErcero/
Alaa Said, imán de la mezquita de la calle Villegas, arropado por dos de sus fieles. :: Sonia TErcero

Las asociaciones musulmanas condenan de manera unánime los ataques del viernes en París

LUIS J. RUIZ LOGROÑO.

El rezo de las 18 horas interrumpe la conversación. Apenas cinco minutos de oración en la mezquita de la calle Villegas dirigida por el imán Alaa Mohamed Said: egipcio, doctor en Ciencias Islámicas y presidente de la Unión Islámica de Imanes y Guías de España. Su palabras tratan de ser contundentes, pero quizá por aquello del idioma, no alcanzan el nivel del comunicado que él mismo rubricó el domingo y en el que condenó «rotundamente los actos criminales que ha sufrido la capital francesa y cuyo resultado ha sido el asesinato injustificado e indiscriminado de almas inocentes». También defendía que los ataques son «actos de traición, perfidia y corrupción [...] El Islam rechaza y condena este tipo de actos criminales, al igual que lo hacen las demás religiones y organismos internacionales, porque conducen a la humanidad hacia el peligro y la destrucción».

además

Said asegura que también ha condenado los ataques ante sus fieles y define lo que sucedió en París como «crimen contra la humanidad», una forma de despejar cualquier tipo de dudas. «Es algo intolerable para toda la humanidad. Son gente fanática. Nuestra religión es tolerancia, es paz y nos duele mucho que haya gente que hable en nombre de los musulmanes y hagan estas cosas. Ni son musulmanes, ni representan al Islam ni a nadie». E insiste en la misma idea, en el rechazo de la identificación de Estado Islámico e Islam. «Hace poco he estado en Arabia Saudí y allí los sabios musulmanes siempre dicen lo mismo: el Estado Islámico está en contra del Islam. No son Islam, son terroristas».

«Nuestra religión es tolerancia y vivir en armonía», reitera una y otra vez para defender que no hay incompatibilidad alguna entre Islam y Occidente -«el Islam no es una religión de una zona sino para todo el mundo»- y que bajo ningún concepto busca imponerse, mucho menos a través de la violencia: «Somos muy respetuosos con todas las religiones».

El discurso que mantienen Said y que secundan sus fieles de la calle Villegas es similar al de la Comunidad Islámica en España, a la que Jesús del Pozo pone voz y cara en La Rioja. «Creo que poco más se puede añadir al comunicado», explicaba ayer a Diario LA RIOJA. Ese texto mostraba su «gran pesar por los ataques terroristas del pasado viernes en París» y lamentaba que «una vez más se comete un acto de terrorismo en nombre del Islam y se coloca a la comunidad musulmana en entredicho». Para la Comunidad Islámica en España «tanto estos actos como los ataques indiscriminados en diversos países del mundo son rechazados sin ningún genero de dudas por los musulmanes, definiéndolos como acciones criminales». Además, completaban «en ningún caso estas aberrantes acciones terroristas son imputables a cualquier enseñanza del Islam».

La relación de comunicados se completó el lunes con el realizado de manera conjunta por varias entidades musulmanas de La Rioja (Arabella, Atim, Mezquita Al-Huda, Musulmanes de Murillo de Río Leza, Amin, Asociación Pakistaní en La Rioja y UCIDE) que ampliaron el foco de su «repulsa y condena enérgica» a París y Líbano y mostraron su solidaridad contra los que «sufren la barbarie de quienes siembran las sociedades del terror, quienes pretenden generar una ruptura de la sociedad, conducir a una guerra civil a través de ideas envenenadas, de racismo y fascismo».

Pero, ¿cómo se combate al Daesh? Para Alaa Said «no es un problema de los musulmanes, es un problema mundial y los tenemos que resolver entre todos». Desde las comunidades musulmanas (que en ningún momento citan a la organización terrorista en su comunicado) «el monstruo que se ha alimentado bajo mandato imperialista ha de vencerse con inteligencia, diálogo y políticas democráticas. La violencia sólo generará más violencia, derramamiento de sangre y enaltecimiento del odio y la venganza».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos