Manifestaciones contra Cristina en todo el país

M. VALENTE BUENOS AIRES.

Con protestas en diversas ciudades del país, ciudadanos y dirigentes opositores al Gobierno de Cristina Fernández se manifestaron en la noche del lunes para exigir justicia por la muerte del fiscal. La principal concentración se registró en la Plaza de Mayo, el tradicional paseo ubicado frente a la Casa Rosada, sede de la presidencia, donde un grupo de activistas intentó volcar las vallas extendidas en torno al edificio. La policía dispersó a los atacantes con gas pimienta.

Antes de esos episodios, los manifestantes, autoconvocados a través de las redes sociales, agitaban pancartas improvisadas que rezaban 'Yo soy Nisman' y también 'Je suis Nisman'. La protesta, en cuyo llamamiento no intervinieron las organizaciones de la comunidad judía ni familiares de las víctimas del atentado a la AMIA, contó con la presencia de algunos dirigentes de la oposición, como los legisladores Ricardo Alfonsín y Ernesto Sanz. Entre las consignas, algunas iban directas contra la presidenta, relacionándola de manera explícita con los hechos: 'Muerte a la Cretina', 'Kristina asesina' o 'Cristina, ¿quién dio la orden?'. Los asistentes, algunos con megáfonos y cacerolas para expresar su indignación, decían reivindicar su derecho a conocer la verdad. Y también daban cauce a otras reclamaciones como la falta de aumentos en las pensiones para los jubilados o la falta de avance en las investigaciones por corrupción en el entorno gubernamental.

Las protestas llegaron a ciudades del interior del país y también, como ya es habitual en los caceroleos, frente a la residencia presidencial de Olivos, donde vive la mandataria en la provincia de Buenos Aires, a pocos kilómetros de la ciudad. La presidenta argentina volvió a recurrir a las redes sociales para reiterar su creencia en la existencia de una trama «muy sórdida» tras la muerte del fiscal Alberto Nisman.

 

Fotos

Vídeos