Moscú confirma el regreso del convoy que llevó ayuda humanitaria a Lugansk

Imagen de los camiones rusos. /
Imagen de los camiones rusos.

Las autoridades ucranianas calificaron ayer de "invasión" y de "trasgresión de las normas del derecho internacional" la entrada sin autorización de los camiones rusos en su territorio

EFEmoscú

El convoy ruso que llevó ayer ayuda humanitaria al este Ucrania sin el permiso del Gobierno de Kiev regresó hoy a Rusia, ha informado la Dirección de Fronteras del Servicio Federal de Seguridad (FSB, antiguo KGB) ruso.

"La columna del convoy humanitario tras dejar su carga en Lugansk ha regresado al territorio de Rusia. Los primeros vehículos ya entraron en el puesto de control 'Donetsk'", ha dicho a la agencia Interfax el portavoz regional de la Dirección de Fronteras, Nikolái Sinitsin. Poco antes, Interfax había informado de que varias decenas de camiones del convoy habían regresado a Rusia.

Fuentes del Servicio de Aduanas ha indicado que un grupo de 34 camiones ya cumplió con las formalidades aduaneras y se espera que el resto del resto del convoy, integrado por un total de 262 vehículos, realice el trámite en el curso de las próximas horas.

Las autoridades ucranianas calificaron ayer de "invasión" y de "trasgresión de las normas del derecho internacional" la entrada sin autorización del convoy ruso en el territorio de Ucrania. La columna de camiones, cuya carga no fue revisada por completo por las autoridades de Ucrania, llegó hasta la ciudad de Lugansk, controlada los separatistas prorrusos y sitiada por las tropas ucranianas.

"Peligrosa escalada"

El presidente ruso, Vladímir Putin, explicó que la decisión de enviar la ayuda se debió a las trabas puestas por Kiev a la entrega de asistencia a la población del este de Ucrania que sufre una catástrofe humanitaria.

Para el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y la canciller alemana, Angela Merkel, el envío del convoy humanitario ruso supone una "peligrosa escalada" en la crisis ucraniana.

Ambos mandatarios, en un conversación telefónica, coincidieron en su preocupación no solo por el traslado del convoy sino también por la "alta" concentración de tropas rusas en la frontera con Ucrania y la presencia de militares rusos en ese país, según informó la Casa Blanca.