Condenados a cadena perpetua dos de los asesinos de Anna Politkovskaya

Los condenados Alí Gaitukaiev y Rustám Majmúdov. /
Los condenados Alí Gaitukaiev y Rustám Majmúdov.

La periodista fue tiroteada en el ascensor de su casa el 7 de octubre de 2006

RAFAEL M. MAÑUECOCORRESPONSAL EN moscú

El juez Pável Melejin del Tribunal Municipal de Moscú ha anunciado esta mañana su decisión de condenar a cadena perpetua por su "extrema peligrosidad para la sociedad" a los chechenos Rustam Majmúdov, el pistolero que disparó a la reportera Anna Politkóvskaya, y su tío, Lom Alí Gaitukáyev, organizador del crimen.

Así mismo, los dos hermanos de Rustam, Dzhabrail e Ibrahim Majmúdov, cómplices de la trama, deberán cumplir las penas de 14 y 12 años de prisión respectivamente. El quinto implicado en el homicidio es el expolicía Serguéi Jadzhikurbánov, que obtuvo información sobre los movimientos de Politkóvskaya y coordinó el operativo para acabar con su vida. Ha sido condenado a 20 años de cárcel.

Sin embargo, el asesinato no está totalmente esclarecido, ya que aún no han sido puestos en el banquillo quienes lo encargaron. Politkóvskaya, nacida en Nueva York en 1958, fue acribillada a balazos en el ascensor de su vivienda el 7 de octubre de 2006, cuando preparaba la publicación de un informe sobre las torturas que las fuerzas de seguridad rusas inflingían en Chechenia a personas inocentes.

La periodista criticaba con dureza en sus artículos los abusos cometidos contra los civiles por las fuerzas rusas en la conflictiva república caucásica y la política del Kremlin al respecto. Había denunciado en numerosas ocasiones amenazas por parte de militares rusos, policías y miembros de los servicios secretos. Su artículo póstumo fue publicado tras su muerte de forma incompleta.

Dzhabrail e Ibrahim Majmúdov y Jadzhikurbánov ya fueron juzgados por este mismo delito, pero les absolvieron por falta de pruebas el 19 de febrero de 2009. El Tribunal Supremo de Rusia revocó el falló en junio del mismo año y los tres acusados volvieron a ser puestos a disposición judicial para iniciar un nuevo proceso. Fueron después detenidos Rustam, autor material del crimen, y Gaitukáyev. El pasado 20 de mayo, un jurado popular declaró culpables a los cinco acusados y faltaba solamente determinar la sentencia.

La familia de Politkóvskaya y sus compañeros de 'Nóvaya Gazeta' siempre opinaron que ninguno de los imputados inicialmente tuvo un papel determinante en el homicidio. Entonces, el subdirector del rotativo, Serguéi Sokolov, aseguró que "para las autoridades rusas es una cuestión de honor meter a alguien en la cárcel (...) pero lo que a nosotros nos interesa es saber quién encargó el asesinato, quién lo ejecutó y quiénes fueron los auténticos cómplices". Hoy día falta todavía lo más importante: saber quiénes ordenaron matar a la reportera.