«Vivimos bien, pero porque sabemos vivir»

Objetivamente, ha habido grandes cambios» en Andalucía. Así lo cree el actor Juan Manuel Lara (Archidona, 1953), para quien el mayor progreso se ha registrado en educación. Pero no se refiere a la académica, a aquella que sitúa a esta comunidad autónoma en los puestos más bajos de los indicadores culturales, sino a la «educación social». «Ahora, por ejemplo, no se concibe maltratar a los animales, ni mucho menos pegar a una mujer. Son conductas intolerables, que los ciudadanos rechazan. La asunción de valores es lo que nos ha hecho evolucionar y mejorar como sociedad», defiende.

Ante el sambenito de 'vagos e informales' que algunos cuelgan a los andaluces, el intérprete malagueño se muestra tajante: «Los tópicos se superan de un modo muy sencillo. Primero, no haciendo de ellos nuestra bandera, porque ni la Semana Santa, ni la peregrinación al Rocío, ni las sevillanas pueden ser las insignias de un pueblo. Y, después, demostrando que quien recurre al tópico fácil se equivoca. Los andaluces vivimos muy bien, pero porque sabemos vivir. Lo hacemos con menos recursos que el resto, pero le sacamos más partido; el buen clima y el carácter abierto y sociable ayudan», argumenta.

Desde una perspectiva intelectual, Lara también apuesta por los cambios en los gobiernos. «Por higiene democrática y porque los sillones tienen que sanearse -expone-. Cuando un partido permanece muchos años en el mismo sitio, al final, inconscientemente, lo acaba viendo como suyo, como si fuera su casa. En Andalucía, la misma formación política lleva casi 40 años entrando a los mismos despachos y esa sensación es muy peligrosa, porque te lleva a pensar que eres el dueño del cortijo. Y aquí no hay dueños de nada; son inquilinos que están de paso y que tienen que demostrar que lo hacen bien».

 

Fotos

Vídeos