«Tomar una manzana a media mañana es un error si quieres cuidar tu dieta»

«Tomar una manzana a media mañana es un error si quieres cuidar tu dieta»

La nutricionista Myriam Belmar explica la sencilla, y desconocida, razón por la que un plátano engorda menos que una manzana

LA RIOJALogroño

¿Engorda o no la fruta? Myriam Belmar, médico especializada en endocrinología y nutrición, asegura que «engorda solo en función de la cantidad que se ingiera». Explica que, en este asunto, hay mucha gente que se deja llevar por falsas creencias o mitos como, por ejemplo, que un plátano engorda más que una manzana. «Es completamente erróneo. La razón es muy sencilla de entender: una manzana tiene 54 calorías por cada 100 gramos y suele pesar unos 250 gramos, por lo que si nos comemos una manzana estamos aportando al organismo 135 calorías reales, mientras que un plátano tiene unas 90 calorías por cada 100 gramos, y como pesa unos 87 gramos, solo se toman 76 calorías reales en un plátano», matiza.

Entre las frutas que aportan más calorías al organismo destacan el coco (320 calorías por cada 100 gramos), el mango (120 calorías), el aguacate (160) o las uvas (90). En el extremo contrario de la balanza está el melón (que tiene muy pocas calorías y su composición es fundamentalmente agua), la sandía (15 calorías por cada 100 gramos) y las fresas, la frambuesa y las moras (con unas 35 calorías por cada 100 gramos).

Ojo con la ingesta de las cerezas

La naranja, la manzana y las cerezas son frutas intermedias, suponen unas 48 calorías. «Aun así, —advierte Myriam Belmar— hay que tener precaución con la ingesta de las cerezas, puesto que es muy fácil dejarse llevar y comer una gran cantidad de ellas (mucho más de 100 gramos), lo que al final proporcionará un mayor aporte calórico sin apenas darnos cuenta. También hay que tener cuidado con la piña, las uvas o la granada y el plátano porque al contener más azúcar deben tomarse con moderación, sobre todo aquellas personas que sean diabéticas».

Añade que el pomelo es una fruta muy poco conocida y que aporta tan solo 26 calorías y pocos hidratos de carbono. El limón es otra buena opción para tomarlo en zumo con agua y estevia, «puesto que alivia la sed y ayuda a calmar el hambre».

Según esta experta, lo ideal es tomar tres frutas al días y dos raciones de verdura repartidas durante todo el día. «Si se toman varias piezas de fruta a la vez, el organismo genera más insulina y se produce una bajada de azúcar en sangre lo que provoca un aumento en la sensación de hambre. Hay personas que quieren controlar su dieta y optan por tomarse a media mañana una fruta, manzana sobre todo, como tentempié pensando que están comiendo muy sano, pero no es lo más recomendable porque puede generar mayor sensación de hambre al generar más insulina en sangre. Es mejor optar a esas horas del día por una rebanada de pan integral y pavo, y dejar las frutas para otro momento del día, o como postre».

Respecto a los zumos, lo mejor es que sean caseros, «porque, de lo contrario, pueden llevar azúcares añadidos. Por ley, los envases deben informar la sacarosa que contiene el zumo, pero no están obligados a incluir otros azúcares añadidos como fructosa, maltosa... Por eso hay que tener cuidado», aconseja esta experta en nutrición.

Leer más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos