«Hemos pasado un calvario», dice Eugenia

Eugenia Martínez de Irujo. /
Eugenia Martínez de Irujo.

REPATRIACIÓN DE TANA.

«Ha sido un susto horrible. Lo hemos pasado muy mal, pero mira, ya gracias a Dios está en casa». Eugenia Martínez de Irujo habló en estos términos del incidente que sufrió Tana, su hija y de Francisco Rivera, que tuvo que abandonar Ghana escoltada junto a otros jóvenes cooperantes después de que tres hombres armados irrumpieran en la residencia que ocupaban y les amenazaran. El programa de voluntariado, por el que la familia pagó 1.500 euros a la supuesta ONG Yes We Help, resultó ser un fiasco. En declaraciones a 'Chance', la hija de la duquesa de Alba se plantea denunciar a los organizadores. «Tomaremos las medidas oportunas; se va a hacer una demanda global de todas las chicas. Iremos hasta el final porque me parece impresentable lo que ha pasado con gentuza como esta. Se van las niñas con el ánimo de ayudar y toda la ilusión del mundo y se encuentran con esto».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos