ILDEFONSO FALCONES«La primera, por proximidad, fue mi mujer»

ILDEFONSO FALCONES«La primera, por proximidad, fue mi mujer»

Ildefonso Falcones no siempre vivió asociado a 'La catedral del mar', su gran éxito literario. Antes de este 'best seller' también tuvo algo de escritor frustrado. De novelas olvidadas en un cajón porque nadie las quiso. «No recuerdo cuál fue la primera: hace muchos años de aquello». Por eso tampoco tiene la certeza de quién fue su primer lector. «Supongo que sería mi mujer. Siempre que escribía algo se lo entregaba a ella para que lo leyera». El motivo es simple. «Era mi primera lectora por una evidente cuestión de proximidad, de confianza».

Después de todos aquellos renglones perdidos, llegó el momento de 'La catedral del mar'. Pero ni siquiera esta exitosa obra tuvo una acogida triunfal. «Después de que todas aquellas experiencias no funcionaran, la siguiente la llevé a la escuela de escritura del Ateneu Barcelonés. Allí me hicieron muchos comentarios. Lo que estaba bien, lo que estaba mal, consejos para mejorar la obra».

Tras pulir 'La catedral del mar' llegó el momento de encontrar una editorial que la colocara a las librerías. Nadie vio que aquellas páginas podían convertirse en una de las novelas españolas más leídas. «Es muy complejo. El mundo editorial es muy cerrado, es endogámico. Me costó tres años encontrar alguien que me la editara. La envié a diez o doce editorales y todas la rechazaron».

Falcones está contando que la obra, que en unos meses llegó al millón de ejemplares vendidos, estuvo a punto de quedarse fuera del mercado. «Al final se trata de encontrar al amigo de un amigo que te puede hacer un favor. Los agentes editoriales son inalcanzables y todas las puertas se cierran para un novel, pero yo tuve la fortuna de encontrar a alguien metido en el mundo editorial».

 

Fotos

Vídeos