GENTE AL SOL «Yo doy la cara por mis amigos»

«A mi hijo lo concebimos en un hotel de Andratx», confesó el presentador. :: R. C.
/
«A mi hijo lo concebimos en un hotel de Andratx», confesó el presentador. :: R. C.

Joaquín Prat recibe el premio 'Mallorquín de Verano',feliz de saber que el juez ha dejado en libertad sin medidas cautelares al marido de Ana Rosa

ARANTZA FURUNDARENA

Los que han conocido a mi padre y piensan que era mucho mejor que yo tienen razón». Lo dice Joaquín Prat (hijo), que ha salido a su famoso progenitor en lo campechano, sencillo y accesible. El presentador de 'El Programa de Ana Rosa' recibió anoche en el hotel Valparaíso de Palma el premio 'Mallorquín de Verano' por su amor incondicional a la isla que «casi» le vio nacer. El marido de Ana Rosa Quintana ya había sido puesto en libertad sin medidas cautelares y Prat respiraba tranquilo. «Son mis amigos y solo deseo que todo salga bien».

Dos días antes, el presentador había pasado un mal trago en directo cuando el abogado de 'La Manada' le espetó: «Tú habla de lo que quieras o de lo que te dejen», en alusión a la detención del marido de la directora del programa... «Yo soy un profesional -se defiende Prat-, y estoy para dar la cara por la información. Pero también por mi gente».

Anoche, feliz de volver a Mallorca, Joaquín Prat proclamó en mallorquín y castellano su amor por la isla balear. «Me siento profundamente mallorquín. Aquí tengo los mejores recuerdos y los mejores amigos». Hijo del mítico presentador Joaquín Prat y de la danesa Marianne Sandberg, Joaquín nació hace 43 años en Dinamarca. «Mi madre tenía más confianza en sus médicos, y resulta que casi se muere en el parto. Tuvo unas hemorragias tremendas. Pero a las tres semanas se fue directa a Mallorca, a la casa de mis abuelos en Cap Dellá. No pasó ni por Madrid. El primer suelo español que yo pisé fue mallorquín».

«No me molesta la fama»

Desde entonces, Prat no ha faltado a su cita balear ni un verano, ni una Navidad, ni una Semana Santa... Casado con Yolanda Bravo, hasta el hijo de la pareja, de tres años, fue concebido en Mallorca. «Concretamente, en el hotel Brismar de Andratx, habitación 301», precisa el presentador entre risas... De sus anécdotas mallorquinas, recuerda el verano que estalló el motor de la lancha de su abuelo y a su abuela «se le bajó la permanente». O cuando a su padre se le soltó un asa del capazo donde lo transportaba a él de bebé... «Y tuvieron que hacerme una radiografía».

Joaquín Prat padre se enamoró «primero de mi madre y luego de Mallorca», asegura su hijo, que lo recuerda navegando con su gorra de capitán de portaaviones. Fallecido hace ya 23 años, de él dice haber heredado Joaquín «el gusto por alternar con desconocidos, a los que él trataba como si los conociera de toda la vida. Yo también me enrollo con todo el mundo, me encanta la gente y no me molesta la fama».

Creados por Toni Ferrer, director general del hotel Valparaíso, y por el relaciones públicas Tommy Ferragut, los premios 'Mallorquines de Verano' homenajean «a toda esa gente que promociona Mallorca sin pedir nada a cambio». Ya los han recibido Diandra Douglas, Fernando Romay y James Costos. Anoche se celebró la quinta edición con una cena a cargo del chef Carlos Botella en la terraza de la mítica suite 702, donde se han alojado Julio Iglesias, Farah Diva o Cristiano Ronaldo. Joaquín Prat recibió un trofeo de cristal soplado de Gordiola y el ya tradicional 'Kit de Mallorquinidad', con productos de la tierra como la sobrasada o la Flor de Sal d'Es Trenc. «Si me toca la lotería lo dejo todo y me vengo a vivir a Mallorca», anunció el presentador.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos