GENTE AL SOL Banderas, de inquilino a propietario

Javier Banderas a bordo de su embarcación, amarrada en un pantalán del Real Club Náutico de Palma. :: r. c.
/
Javier Banderas a bordo de su embarcación, amarrada en un pantalán del Real Club Náutico de Palma. :: r. c.

Javier Banderas compite en la Copa del Rey de Palma con un barco de 100.000 eurospatrocinado por su hermano Antonio

ARANTZA FURUNDARENA

Tras 22 años navegando de alquiler, Javier Banderas compite por fin en la Copa del Rey con un velero que está a su nombre. Al suyo y al de su célebre hermano Antonio. O mejor dicho, al de una sociedad participada por ambos. El barco, de unos 100.000 euros en el mercado de segunda mano, lo adquirieron en 2009, pero hasta ahora no lo habían puesto a regatear... «Lo hemos estado adaptando», contaba el martes el simpático y accesible Javier desde uno de los pantalanes del Real Club Náutico de Palma, mientras contemplaba con orgullo su embarcación, un 'ORC 2' que le está dando muchas alegrías en la 37 Copa del Rey Mapfre.

En el casco de la embarcación, para que no queden dudas, un letrero que se puede divisar a varias leguas marinas dice: Antonio Banderas Desing. Porque Banderas, el actor, en este caso en su faceta de diseñador, es el principal 'sponsor' del barco de su hermano. «Nos llevamos de maravilla», repite Javier sin perder nunca esa sonrisa pícara, casi clónica de la de Antonio. Y no miente ni exagera. Los Banderas tienen negocios juntos, llevan a sus hijos a la misma universidad de Los Ángeles, y en lo personal han sido toda la vida uña y carne.

Pero Antonio no podrá acudir a Palma. «Él ya ha probado el barco, y le encantaría venir, pero está rodando en Madrid. Solo parará el día 11 para acudir a la Starlite, la gala que tenemos -dice Javier en plural- en Marbella». Banderas rueda estos días junto a Penélope Cruz 'Dolor y Gloria', la película más autobiográfica de Almodóvar. «Y cuando acabe se irá a Los Ángeles para incorporarse a un rodaje de Steven Soderbergh sobre los 'papeles de Panamá', con Gary Oldman y Meryl Streep», informa Javier con orgullo.

El Rey navega en un 'Swan' prestado al que han tenido que quitarle la cocina

Corazón «fantástico»

El corazón de Antonio Banderas está «fantástico», según su portavoz más fiable. El año pasado, Javier vio cómo tergiversaban sus declaraciones sobre la salud de su hermano. «Él no me echó la bronca porque nos llevamos muy bien», asegura. La falsa noticia (luego desmentida por el actor) fue que debían operarle por segunda vez. «Y no -reitera Javier-, no le han vuelto a operar de nada, ni le han hecho otro cateterismo, porque el que le realizaron hace tiempo para curar las arritmias dio un resultado perfecto. Los médicos están maravillados».

Separado de Melanie Griffith, Antonio sigue unido a la escultural y discreta holandesa Nicole Kimpel, que tiene una gemela casi idéntica. Javier, entre risas, dice distinguirlas... «casi siempre». Nicole habla siete idiomas y ya se defiende en castellano. «¿Para qué se van a casar con lo felices que están así?», se pregunta. Sobre Stella del Carmen, la hija del actor, su tío paterno dice orgulloso que está «mucho más madura y habla español con acento andaluz».

Durante las pausas de la regata, Javier Banderas y el Rey comparten el mismo catering: los 'bocatas' que distribuye la organización entre los 2.000 regatistas. Hasta ahora han sido de atún, jamón y queso, y tortilla de patata... Don Felipe, «muy obediente», según informa uno de los tripulantes del 'Aifos', se los come sin rechistar. Pero si los Banderas navegan como propietarios, el Rey lo hace en un 'Swan' prestado al que han tenido que quitarle la cocina para que pese lo mismo que sus competidores... En el mar reina la igualdad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos