El final de una brillante carrera académica

El pasado 1 de julio, Francisco J. Ayala abandonó todos sus puestos en la Universidad de California en Irvine a consecuencia de la resolución de un expediente sobre acoso sexual presentado por tres profesoras de su facultad. El informe, elaborado a lo largo de seis meses, concluye que Ayala vulneró el código de comportamiento del centro académico en más de una ocasión. Concretamente, se cita un comentario a una profesora tras una conferencia que esta había impartido: «Te he visto tan entusiasmada que he pensado que ibas a tener un orgasmo delante de todo el mundo». El biólogo declaró a 'Science' que él jamás ha pronunciado esa frase.

En un largo diálogo tras la finalización de esta entrevista -que fue publicado como información ya en este periódico el pasado 3 de julio-, Ayala aseguraba que no tenía previsto recurrir a la vía judicial. «Tengo 84 años. Me jubilo y sigo viviendo». El biólogo asegura que no hubo la menor intención sexual en sus comentarios ni en contactos físicos -por ejemplo, un beso en la mejilla delante del esposo de la profesora y de su propia esposa- que también fueron objeto de denuncia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos