Felipe, sexto

Los Reyes la Princesa Leonor y la infanta Sofía, en el pantalán después de que don Felipe se bajara del Aifos. :: Jaime Reina/afp/
Los Reyes la Princesa Leonor y la infanta Sofía, en el pantalán después de que don Felipe se bajara del Aifos. :: Jaime Reina/afp

Mallorca afronta la resaca de una Copa del Rey que ha dejado en la isla más de 25 millones de euros y el apoyo de la Corona

ARANTZA FURUNDARENA

Perdone, ¿la manifestación...?». «¿Cuál de las dos, a favor o en contra?» «Pues dígame dónde van a ser las dos». «A favor del Rey, siga toda esta calle y luego gire a la derecha. En contra, baje por esa avenida y luego gire a la izquierda». El episodio tuvo lugar en Palma el pasado viernes, una hora antes de que diera comienzo la recepción de los Reyes a la sociedad balear en el palacio de la Almudaina. Y el de las explicaciones era un guardia urbano curado de espanto... Al final, las dos manifestaciones quedaron enfrentadas en la explanada de la entrada al palacio. Los republicanos a la izquierda y los monárquicos a la derecha, con unos 50 metros de separación entre ellos.

Ganaron los monárquicos por goleada. Y nunca mejor dicho porque se habían llevado a una especie de clon de Manolo el del bombo que no paraba de darle a la percusión y coreaban todo el tiempo «Yo soy español, español, español» como si aquello fuera un Mundial de fútbol. En el extremo opuesto, cuatro 'indepes' (sin el del tambor) con sus camisetas amarillas y sus esteladas sostenían una enorme pancarta que proponía convertir Marivent en un museo...

Los Reyes podrían abandonar Marivent esta semana tras haber redoblado su presencia mediática

La 37 Copa del Rey Mapfre ha dado mucho juego este año. Durante la semana larga que ha durado la competición la Familia Real ha redoblado su presencia mediática en Mallorca como no se veía desde hace tiempo (posado en la Almudaina, paseo por el Mercado de abastos, asistencia a un concierto, recepciones...) A esta notable exposición mediática se une que don Felipe ha navegado cada día al timón del 'Aifos', algo que ya formaba parte del recuerdo. Incluso acudió a todos los entrenamientos los dos días previos. Pero la guinda del pastel la puso la Reina al presentarse con sus hijas en el Club Náutico, tras dos años sin visitarlo.

El sábado, a eso de las cuatro de la tarde, contra todo pronóstico, Doña Letizia, Leonor y Sofía acudieron a recoger a don Felipe al término de su última jornada marinera. Recorrieron a pie el tramo que desemboca en la entrada del recinto para permitir ser fotografiadas, subieron al 'Aifos', charlaron con los tripulantes, y luego se fueron los cuatro al bar del club. La Reina pidió su refresco favorito: agua con gas con una rodaja de limón recién cortado. Y el Rey, un gin-tonic. Eso (o una cerveza) junto a una bandeja de jamón y queso, es lo que acostumbra a compartir el Monarca con la tripulación del Aifos cada tarde al regresar a puerto.

La foto que no fue

Este año Felipe VI ha quedado... sexto. Y el 'Bribón', primero en la categoría '6 M Clásica'. De manera que si el Rey Juan Carlos, que ha llamado a diario al presidente del Náutico para interesarse por la regata, hubiera competido tal como estaba previsto, la organización habría obtenido la ansiada imagen de un Rey, Felipe, entregándole el trofeo a otro Rey, su padre... La foto que pudo ser y no fue se hizo patente cuando don Felipe le dio la copa a Pedro Campos, patrón del 'Bribón' en sustitución del Rey Emérito. La infanta Elena, que quedó segunda con el 'Titia', también recibió un premio de manos de su hermano entre gestos de complicidad.

Con dos mil regatistas, más de mil invitados, un equipo de 300 personas en la organización y 400 periodistas acreditados, la Copa del Rey Mapfre se ha convertido en la regata más importante de Europa. Su impacto económico en la isla es de más de 25 millones de euros. A eso se une el apoyo de la Corona, que este año se ha hecho especialmente evidente. «El Rey nos da mucho cariño, nos sentimos muy arropados por él», declara orgulloso Javier Sanz, presidente del Real Club Náutico de Palma.

Ahora la pregunta en Mallorca es si la visibilidad de la Familia Real va a continuar esta semana o si, tras el despacho del Rey con Pedro Sánchez, hoy lunes en Marivent, se producirá el tradicional 'fundido en negro' y los Reyes y sus hijas desaparecerán, un verano más, rumbo a lo que se ha dado en llamar sus vacaciones privadas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos