Elena se enrola

La infanta Elena probó el domingo la nueva embarcación con la que regateará en la Copa del Rey en aguas de Mallorca. :: efe/
La infanta Elena probó el domingo la nueva embarcación con la que regateará en la Copa del Rey en aguas de Mallorca. :: efe

Tras trece años sin competir, la infanta decide participar en la Copa del Rey con un velero similar al de su padre

ARANTZA FURUNDARENA

La 37 Copa del Rey Mapfre de Vela dio comienzo ayer en Palma. Y sí, habrá dos Borbones compitiendo en el mar. Pero no la pareja prevista... Al Rey Juan Carlos, ausente por una lesión de muñeca, le ha venido a sustituir por sorpresa la infanta Elena, que el domingo se pasó por el Club Náutico, se embarcó en el 'Titia', un velero de la clase '6 M' Clásica (en la que iba a competir su padre) y pese a que lleva trece años sin navegar se sintió a gusto en los entrenamientos y, como casualmente quedaba una plaza vacante, decidió que quería ser una tripulante más...

Elena debuta hoy martes en la regata porque la clase '6 Metros', al igual que los catamaranes voladores (donde se echa de menos a Pierre Casiraghi), comienzan la competición un día más tarde. Mientras la infanta dedicaba la jornada de ayer a seguir la regata desde la lancha 'Somni' junto a su hija, Victoria Federica (y la llamativa ausencia de la reina Sofía), el rey Felipe lo daba todo a la caña del 'Aifos 500', el nuevo Swan 50 que Lorenzo Ferragamo y el astillero Nautor han cedido este año a la Armada, en un intento de que el monarca navegue en un velero más moderno y competitivo. La apuesta parece estar dando sus frutos, porque ayer quedó tercero en la general.

«Don Juan Carlos no aparecerá por Palma», afirma su amigo Pedro Campos

A la hora de escribir esta crónica nadie se atrevía a asegurar que la reina emérita se encuentre en Mallorca. La última vez que se la vio en la isla (de compras, por el centro de Palma) fue hace ya más de diez días. Ayer en la 'Somni', la infanta Elena, con pocas ganas de que le hicieran fotos, no paró sin embargo de disparar su cámara, mientras que su hija Victoria Federica, como cualquier adolescente, se pasó la singladura enfrascada en la pantalla del móvil.

El disgusto del Rey emérito

Elena navegará como 'trimmer', al cargo de las velas, en el velero clásico 'Titia', propiedad de la gallega Alicia Freire y de Mauricio Sánchez Bella, así que de haber estado su padre en activo, la infanta habría competido directamente con él. Don Juan Carlos (lo dice Pedro Campos, actual patrón del 'Bribón') no solo está «fastidiado» como declaró don Felipe, sino «con un disgusto tremendo, porque, después de ganar el campeonato del mundo en Vancouver con este barco, él quería estar en la Copa del Rey de Palma sí o sí. Yo creo que quiso recuperarse tan rápido de la rodilla que se dañó la muñeca de tanto usar el bastón... Ahora no aparecerá por la isla -razona-, porque sería como poner a alguien a quien han prohibido el jamón delante de un pata negra».

Pedro Campos Calvo-Sotelo, sobrino del ex presidente del Gobierno, empresario gallego, armador, regatista, cinco veces campeón del mundo en distintas categorías, director del equipo Movistar y presidente del Real Club Náutico de Sanxenxo, es uno de los mejores amigos de don Juan Carlos. De hecho, el emérito se aloja en su casa cuando está en Galicia. «Hace años, el Rey se solía quedar en un hotel rural», asegura. Sin estrenar ha quedado la rampa que habían preparado para que don Juan Carlos pudiera acceder a su barco. «No conozco a nadie de su edad que esté navegando a su nivel. Es el veterano de la flota española y un navegante tremendamente competitivo. Pero echa pocas broncas a los demás. Más bien, se las echa a sí mismo -dice Campos-. Le estamos echando mucho de menos. Queremos ganar su copa para ofrecérsela a él».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos