Donald Trump Jr. apunta y dispara en España

Donald Trump Jr., en el centro, junto a dos acompañantes en su estancia en la Sierra de Gredos . :: ABC
/
Donald Trump Jr., en el centro, junto a dos acompañantes en su estancia en la Sierra de Gredos . :: ABC

El primogénito del presidente de EE UU ha disfrutado de unos días de caza en la Sierra de Gredos. En primavera hizo lo mismo en Teruel

P. M.

El primogénito del presidente de Estados Unidos se ha aficionado a visitar España. Y, más concretamente, a practicar en ella una de sus mayores aficiones, la caza. Siete meses después de pasar un fin de semana en la provincia de Teruel por idéntico motivo, Donald Trump Jr. ha disfrutado recientemente de tres días de ejercicio cinegético por la Sierra de Gredos, según informaba en su edición de ayer el diario 'ABC'. Fue en la tercera semana de noviembre, la previa al Día de Acción de Gracias, fecha de obligada reunión familiar en su país.

En primavera, poco después de divorciarse de Vanessa, con la que se casó en 2005 y con la que tiene cinco hijos, Trump junior pateó las serranías de Beceite, un lugar que él mismo definió entonces como «único e increíble». En esta ocasión ha recorrido los terrenos de la Reserva Regional de Caza Sierra de Gredos, cuyo origen se remonta al año 1905, cuando los ayuntamientos y propietarios particulares de la zona hicieron donación al Rey Alfonso XIII de los derechos de caza en ese espacio. Esta extensión, situada entre las provincias de Ávila y Cáceres, se ha convertido en uno de los destinos preferidos por cazadores españoles y extranjeros.

En África y en Rumanía

A sus 40 años, el hijo mayor del presidente americano se ha convertido en el principal gestor del imperio económico de su padre desde que este ganó las elecciones y se instaló en la Casa Blanca. Colabora con él en esas funciones su hermano Eric, el tercero de la familia y con el que comparte pasión cinegética. Son sobradamente conocidos los viajes que ambos realizan con frecuencia, juntos o en solitario, con la finalidad de practicar su afición. De hecho, causaron polémica las imágenes divulgadas en las redes sociales hace unos años, en plena carrera presidencial de su padre, en las que se veía a Donald y Eric posando junto a animales abatidos en África: antílopes, búfalos, cocodrilos, leopardos... Más tarde, hace poco más de un año, el mayor de los hermanos se desplazó al exclusivo coto de Giurgiu, en Rumanía, donde se fotografió con un ciervo muerto. Su padre, que dice no ser partidario de la caza, ha manifestado en alguna ocasión no entender de dónde les viene a sus hijos el gusto por esta actividad.

Durante su reciente visita a España, Donald Trump Jr. pasó las noches en algún lugar de la comarca cacereña de la Vera, que abarca la zona descendente de la Sierra de Gredos hacia el suroeste. El empresario neoyorkino también tuvo oportunidad de visitar el colindante Valle del Jerte antes de regresar a Estados Unidos después de tres días de desconexión con la rutina.

 

Fotos

Vídeos