EN LAS ALTURASAgentes apostados en las azoteas para vigilar el tránsito

Para evitar que se produzcan desbandadas, los agentes municipales observarán el flujo de personas desde las azoteas y transmitirán instrucciones a sus compañeros. El dispositivo para encauzar el tráfico peatonal funcionará los viernes, sábados, domingos, festivos y vísperas de festivos, aunque si se registra una gran aglomeración de personas la Policía Municipal lo puede activar en cualquier momento. Un helicóptero de la Policía Nacional sobrevolará la almendra central de la capital. En la Gran Vía, piezas de hormigón de 700 kilos delimitan el espacio entre vehículos y peatones. Con la adjudicación de dos carriles antes destinados al tráfico, la calle ha ganado 5.400 metros cuadrados para los viandantes. El Ayuntamiento ha reducido la velocidad de los coches a 30 kilómetros por hora.

 

Fotos

Vídeos