Rivera propone bajar un punto el tipo máximo del IRPF y rebajas fiscales para seis millones de familias

El líder de Ciudadanos apuesta por recuperar la inversión en Innovación y por fomentar la creación de 'startups'

María Eugenia Alonso
MARÍA EUGENIA ALONSOMadrid

Menos impuestos para fomentar la creación de 'startups' y más rebajas fiscales para ayudar a las familias. Esas son las líneas básicas del programa económico de Ciudadanos para el 28 de abril frente a la «amenaza» confiscatoria que representan PSOE y Podemos y a un PP que «no tiene ninguna credibilidad» en sus promesas de bajar los impuestos. «Que no les engañen los que sólo hablan de gasto y no dicen cómo generar riqueza», ha advertido Albert Rivera.

El dirigente liberal ha desgranado las principales medidas económicas que su formación pondrá en marcha si finalmente llega a la Moncloa entre las que destaca una rebaja de un punto en el tipo máximo del IRPF, del 45% al 44%, que costará al Estado algo más de cien millones de euros anuales y que se suma a la rebaja del 60% que ya anunció hace unas semanas para quienes residan en zonas despobladas. «No puedes confiscarle a las personas a la mitad de tus ingresos como pasa en algunas comunidades», ha justificado el catalán.

Ciudadanos propondrá también que las familias monoparentales o con dos hijos pasen a estar consideradas como familias numerosas, lo que les daría derecho a la deducción fiscal que tienen éstas de 1.200 euros anuales. Mientras aquellas con más de tres hijos o las monoparentales con dos reciban la categoría de especial con incentivos de 2.400 euros al año. «A estas familias –remarcó Rivera–no hay que ponerle alfombra roja, es que hay que ponerle un monumento». Una propuesta que, según fuentes del partido naranja, afectará a seis millones de familias y supondrá un coste para las arcas públicas de casi 5.000 millones de euros.

En su paquete económico, los liberales apuestan además por suprimir el Impuesto de Sucesiones y Donaciones, como han hecho ya en Andalucía, recuperar la inversión de un 2% del PIB al año en Innovación y convertir España en el Sillicon Valley de Europa. Para ello, Rivera y su círculo tratarán de impulsar la implantación de 'startups' tecnológicas con una supresión de impuestos en sus primeros dos años de vida.