Unidas Podemos apuesta por un transporte público «que redunde en beneficio de la comunidad»

Giró, Moreno y Romero, este miércoles /Sonia Tercero
Giró, Moreno y Romero, este miércoles / Sonia Tercero

La candidata a presidir La Rioja por UP, Raquel Romero, insiste en la necesidad de «devolver la AP-68 a los riojanos»

Carmen Nevot
CARMEN NEVOTLogroño

Día trece de campaña y Unidas Podemos ha elegido este miércoles como escenario de sus propuestas en materia de infraestructuras las puertas de la estación de tren de Logroño. Ahí su candidata a presidir La Rioja, Raquel Romero, ha defendido la apuestas de la coalición por el transporte público colectivo «como contraposición a un modelo individual contaminante» porque «está bien que la gente tenga un coche para moverse pero si los ciudadanos tuvieran un transporte público, como un tren de mercancías, cogeríamos menos nuestro coche y redundaría en un beneficio para nosotros porque tendríamos menos estrés y también porque es más ecológico y económico», ha señalado.

Ha insistido en la necesidad de devolver la AP-68 a los riojanos que «nos permitiría hacer de la N-232 la carretera que tiene que ser, una vía de vertebración regional para que nuestros pueblos estén comunicados, que las personas que viven en el mundo rural, que es la mayor parte de nuestro territorio, tenga cómo desplazarse«.

La número dos al Parlamento por Unidas Podemos, Henar Moreno, ha profundizado en la liberalización de la AP-68, «necesaria a efectos económicos», ha dicho, porque en al igual que en otros campos, en infraestructuras se utiliza la política de «subvencionar con dinero público a las empresas privadas» y, a su juicio, «el más claro ejemplo es la privatización de la vía de peaje y los conciertos que han firmado», pero «cuando hay pérdidas, al igual que se hizo con los bancos, se rescatan». Ha calificado de positiva la obligación de que los camiones circulen por la AP-68 «porque mejora las carreteras, pero no se puede cargar a las empresas con el coste adicional». De ahí que «es necesario liberalizarla creando más entradas y salidas, porque si no va a seguir beneficiando a los grandes núcleos urbanos».

En materia ferroviaria ha considerado que no es necesaria la construcción de nuevas vías que «romperían nuestro territorio». Lo esencial sería, a su juicio, «unas comunicaciones más rápidas para lo cual no es necesario dar muchos millones a las empresas constructoras, que lo único que buscan es su beneficio privado».

Por su parte, Joaquín Giró, número cinco de la coalición, ha incidido en la necesidad de que La Rioja esté conectada con el eje Mediterráneo-Cantábrico de alta velocidad, «pero sin romper el paisaje». También han subrayado la importancia de tener un aeropuerto de servicio a la comunidad «más que de servicio a unos pocos que son los que viajan a Madrid un día a la semana» y en «salir del aislamiento al que nos han sometido, liberando la AP-68 de una vez antes de que finalice este año».