El reto de seguir siendo los terceros

En Unidas Podemos optaron por iniciar la campaña en la calle./Podemos La Rioja
En Unidas Podemos optaron por iniciar la campaña en la calle. / Podemos La Rioja

Unidas Podemos se presenta como el «garante» del cambio progresista para que «el gobierno regrese a la ciudadanía»

Luis J. Ruiz
LUIS J. RUIZLogroño

Unidas Podemos dio el pistoletazo de salida de su campaña electoral en el corazón de Logroño, en la plaza del Mercado, con la pegada de los primeros carteles de las campañas autonómica, municipal y europea. Raquel Romero, candidata al Ejecutivo regional designada por la dirección de la formación morada tras la suspensión del proceso de primarias, aseguraba ayer que afronta los próximos quince días «con mucha ilusión» y convencida de que «Unidas Podemos va a ser capaz de revalidar y mejorar los resultados obtenidos tanto en La Rioja como en el conjunto del país en las últimas elecciones generales».

Con ese objetivo, explicó Romero, la formación ha diseñado «una campaña que va a estar muy basada en hablar con la gente, en estar en la calle con ellos. Nos presentamos en un total de doce municipios, incluido Logroño, y todo el equipo está muy contento e ilusionado con comenzar a hacer campaña en todos los pueblos y hablar directamente con la gente y conocer lo que necesitan».

Romero, que en la mañana de ayer completó junto al resto de candidatos al Ejecutivo regional el último acto de precampaña sellando su compromiso con la Universidad de La Rioja, fue la protagonista de la pegada de carteles en la plaza del Mercado en un acto al que también acudieron miembros de la candidatura de Unidas Podemos al Ayuntamiento de Logroño (con José Manuel Zúñiga a la cabeza) y su número dos al Ejecutivo regional, Henar Moreno, entre otros. «Somos el ejemplo de que se puede trabajar en coalición para mejorar la situación de la región y de sus municipios», sostuvo.

El reto, tras los resultados de las últimas elecciones generales, es grande: Ciudadanos, que partía como cuarta fuerza política tras los comicios del 2016 (24.067 votos logró la formación naranja frente a los 28.541 de los morados), ha arrebatado a Unidas Podemos el escaño que tenía en el Congreso y se ha convertido en la tercera fuerza regional con 32.063 votos, con un colchón de más de 10.000 votos de ventaja frente a la formación de Pablo Iglesias. «No se pueden trasladar los resultados de las generales a La Rioja. Hay elementos y jugadores nuevos que van a mover sus fichas. Además, cuando se vota en el contexto nacional, se hace pensando en que solo hay cuatro diputados y que hay alternativas con menos opciones. Hay mucha gente que nos quería votar el 28A, que votó a otras opciones y que aquí sí que votará a Unidas Podemos», apuntaba Romero.

En ese sentido, la encuesta del CIS publicada ayer auguraba para la formación morada la pérdida de uno o dos escaños (tiene 4), si bien le atribuía la capacidad de ser clave en la futura formación de un Gobierno. Miguel Reinares, dirigente de Podemos, recordaba que «el trabajo de campo de la encuesta se realizó antes de las Generales» y que «aquellas elecciones marcaron una tendencia mayoritaria de voto progresista que se va a consolidar. Los resultados de Unidas Podemos en La Rioja no fueron buenos, pero fueron mejores que en global del país. Consideramos que hemos consolidado un suelo electoral que está entre el 11 y el 11,5% de los votos que nos permitirá disputar la tercera plaza con cualquier otra fuerza política».

Así, a lo largo de esta campaña «de calle», Romero y su equipo intentará trasladar un argumento: «Somos la única formación que puede garantizar un gobierno progresista en La Rioja. Somos los garantes de que en La Rioja el gobierno regrese a la ciudadanía para hacer frente al retroceso de los servicios y derechos que se ha dado en estos años en la Comunidad. Unidas Podemos es quien puede garantizar la recuperación de todos esos derechos y servicios».