El PSOE se ofrece a «acompañar» al empresariado para reactivar la economía riojana

Los representantes del PSOE, en la FER. /PSOE
Los representantes del PSOE, en la FER. / PSOE

Concha Andreu y Pablo Hermoso de Mendoza se conjuran con la FER para «recuperar el liderazgo» y apostar por el talento

E. SÁENZ

Los candidatos del PSOE a la Presidencia de La Rioja y la Alcaldía de Logroño han compartido esta mañana mesa de trabajo con la cúpula de la patronal riojana con un doble objetivo: recabar su diagnóstico de la actual coyuntura y anticipar la voluntad de su partido de «acompañar» al empresariado de la región en el crecimiento económico facilitando las ayudas, recursos, medios y apoyo institucional precisos para «recuperar el liderazgo» perdido.

Concha Andreu ha asegurado que la impresión que cunde entre los actores principales de la economía es que «la situación es mala» y exige un giro en las políticas de desarrollo. Un cambio que la aspirante a ocupar el Palacete se ha comprometido a ejecutar. Pero no de manera ajena a los intereses de los empresarios, sino de la mano. «Los datos son terribles», ha asegurado la dirigente socialista para destacar dos de las estadísticas que viene reiterando a lo largo de la campaña. Por un lado, La Rioja lleva tres años en el furgón de cola del crecimiento del conjunto del país; por el otro, índices sintomáticos como el de producción industrial que no sólo están a la baja sino que advierten de un decrecimiento. «El empresariado pide ayuda y estamos dispuestos a dársela», ha sentenciado convenida de lograr esa manera conjunta el «empuje» del que ahora carece la comunidad.

Andreu ha resumido en tres los ejes sobre los que pivota la propuesta del PSOE en esta materia. Desde la articulación de un plan de localización empresarial preferente en sintonía con las administraciones nacional y europea, hasta fortalecer alianzas de conocimiento con la UR y recuperar el talento de los jóvenes que se han visto obligados a emigrar en los años más duros de la crisis.

También Hermoso de Mendoza ha recabado una impresión similar -«La Rioja ha perdido impulso a la par que población e inversión»- con una receta también coincidente: el gobierno, en este caso el local al que aspira a comandar a partir del 26M en Logroño, debe ejercer como «facilitador» de un entorno favorable para competir con las economías más pujantes del resto del país y sobre todo las comunidades limítrofes. «Debemos hacer que quien quiera implantarse en Logroño o esté pensando en ampliar se decante por hacerlo aquí», ha destacado el candidato avanzando que, de lograr la vara de mando en la capital, no sólo se habilitará suelo industrial sino que implementará medidas para la vertebración industrial y mejora de las ayudas. Todo ello, combinado con el propósito de atraer más inversiones y apostar por sectores que ahora ocupan un papel secundario pero desde su punto de vista están llamadas a encabezar el crecimiento. Como ejemplo, las TIC, proyectos vinculados a la 'economía verde' o iniciativas empresariales intensivas en conocimiento.