San Martín propone la frecuencia de la línea 2 para las 1, 4, 5 y 10

Julián San Martín, con su equipo, en uno de los autobuses de Logroño./Miguel Herreros
Julián San Martín, con su equipo, en uno de los autobuses de Logroño. / Miguel Herreros

El candidato de Ciudadanos a la Alcaldía ha presentado sus iniciativas en materia de movilidad sostenible

LA RIOJA

El candidato de Ciudadanos (Cs) a la Alcaldía de Logroño, Julián San Martín, ha propuesto este jueves que las líneas de autobús 1, 4, 5 y 10 tengan la misma frecuencia que la línea 2, que es cada diez minutos.

San Martín ha presentado, en declaraciones a los periodistas que recoge EFE, sus propuestas en materia de movilidad sostenible, antes de subir al autobús urbano de la línea 4 con otros miembros de su candidatura para comprobar la falta de accesibilidad y el recorrido de los carriles bici. Ha apostado, además, por potenciar e incentivar los paseos a pie, el uso de la bicicleta y el transporte urbano, «sin criminalizar el vehículo privado».

Respecto al uso del autobús urbano, su partido impulsará medidas para que el 70 por ciento de los usuarios sean abonados y utilicen algún tipo de tarjeta o bono, para evitar retrasos en el pago de los billetes, ya que actualmente solo la mitad de los viajeros usan bonobus, «lo que reduce la velocidad comercial».

También ha pedido que los viernes y los sábados, las lineas normales enlacen con el servicio nocturno del «búho», de modo que haya continuidad nocturna.

En relación al acceso a los polígonos industriales, ha precisado que la línea 1 podrían desplazarse hasta el interior de La Portalada. El candidato de la formación naranja a la Alcaldía de la capital riojana ha prometido que de lunes a sábado haya las mismas frecuencias y horarios en los autobuses urbanos.

Sobre el uso del vehículo privado, ha urgido «erradicar la doble fila», con una campaña de concienciación y después la imposición de sanciones, pero sin interés «recaudatorio». Con el objetivo de reducir la velocidad de circulación, ha propuesto la instalación de cojines berlineses, que son unas estructuras que se instalan en la calzada y permiten pasar a autobuses y bicicletas, pero los coches tienen que circular más despacio.

Otra medida de Cs sería establecer convenios de colaboración con los aparcamientos subterráneos privados para facilitar el estacionamiento a los conductores en el centro de la ciudad, lo que también beneficiaría al comercio local. Para mejorar la seguridad de los peatones, ha sugerido instalar pasos de cebra elevados en las proximidades de los centros escolares y también para las personas con problemas de movilidad reducida.

Ha lamentado que «la ordenanza de accesibilidad no se cumple», porque la figura del inspector de accesibilidad no tiene funciones para comunicarse con el resto de unidades técnicas con el fin de mejorar la situación en la ciudad. En relación a las bicicletas, ha abogado por «concienciar» en el respeto a los ciclistas, «desde el colegio», y ha prometido acabar con las rutas de carriles bicis «segregados» por todo Logroño

San Martín ha criticado que solo en un carril de la Gran Vía los ciclistas pueden circular a 30 kilómetros por hora, cuando debería haber en todas las vías de único sentido y en el carril de la derecha de las calles con dos, según la ordenanza de movilidad.

Ha censurado, por otra parte, que el 10 por ciento de las paradas de autobuses de Logroño «no son accesibles», de modo que el viajero tiene que pisar primero la calzada antes de acceder a la acera cuando baja del autobús. Y, por último, ha insistido en que se implante la tarjeta única 'Logroño en tu bolsillo', que permita usar el autobús urbano, los servicios deportivos municipales y hacer gestiones en el Ayuntamiento