Pedro Sánchez, en Logroño: «Va a haber gente de derechas que nos va votar en mayo»

Pedro Sánchez, en Logroño: «Va a haber gente de derechas que nos va votar en mayo»
Justo Rodriguez

Sanchez pide el voto para Andreu y Hermoso para «seguir avanzando como en abril»

Jorge Alacid
JORGE ALACIDLogroño

Euforia desatada entre el socialismo riojano para recibir a su líder triunfante, Pedro Sánchez. Que ha protagonizado un febril mitin en el acto central de la campaña del PSOE de La Rioja en el frontón del Revellín de Logroño, ante un auditorio que desbordaba la capacidad del recinto y se ha entregado a una especie de éxtasis con el entusiasmo que se deriva del reciente éxito en las elecciones generales. A esa victoria se ha remitido por cierto con insistencia el secretario general del PSOE y presidente del Gobierno en funciones, para pedir el voto no sólo a los allí congregados o al conjunto de los militantes y simpatizantes socialistas: también se ha mostrado convencido de que habrá votantes de derechas que el día 26 apuesten por las siglas de su partido. Bajo un eslogan que también ha machacado con insistencia: que apoyar al PSOE significa «seguir avanzando como en abril».

La cita, que en un principio estaba prevista para el sábado, se tuvo que posponer tras la muerte del que fuera vicepresidente del Gobierno y secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubacaba, muy presente durante el mitin gracias a las dos grandes fotos del fallecido líder socialista en el frontis y a los sentidos recuerdos de los tres protagonistas sobre el estrado, que han sido recibidos con una acogida triunfal, entre gritos de «alcalde, alcalde» para Pablo Hermoso de Mendoza, de «presidenta, presidenta» para Concha Andreu y el célebre coro de «La Rioja es socialista» cuando ha tomado la palabra Sánchez, quien ha comenzado su intervención precisamente poniendo el foco sobre su victoria del 28A: ha pedido a sus seguidores un nuevo respaldo el 26M «para no dejar la faena a medias«, de manera que se añada un éxito semejante a escala riojana y logroñesa al triunfo que le mantiene en Moncloa.

Sánchez ha recalcado que el «28 de abril se votó por el avance» y, convencido de que «las tres siglas de la derecha no van a evitar en mayo» un nuevo triunfo de su partido, ha pedido el apoyo para Andreu y Hermoso de Mendoza, bajo la tesis de que el Ejecutivo central necesita «el concurso de los gobiernos regionales y munipales para avanzar». «Es fundamental que gobernemos en La Rioja y Logroño, con ejecutivos que crean en la sanidad pública», ha proclamado. «No se puede votar avance en abril y retroceso en mayo», ha reiterado, antes de compartir su intuición de que «va a haber gente de derechas« que les va votar en mayo.

«Queda mucho por decir»

El primero en intervenir ha sido el candidato a la Alcaldía de Logroño, Pablo Hermoso de Mendoza, que también se ha remitido al triunfo socialista del 28 de abril («el pueblo español apostó por un presidente que quiere la concordia») para reclamar acto seguido que sus votantes se centren ahora en unos comicios municipales y autonómicos. «Queda mucho por decir», ha advertido. Y ha añadido: «Hay que llenar las urnas de votos en favor de la limpieza democrática». «Somos el partido socialista obrero y español por algo», ha resaltado, antes de reclamar el voto para el PSOE como vacuna frente a la «pereza y atonía» que a su juicio ha distinguido los últimos ocho años de gobierno logroñés del PP. «Necesitamos un cambio porque las cosas se pueden hacer muchísimo mejor en un Logroño que necesita crecer, crear y cuidar», ha concluido.

Justo Rodriguez

A continuación, Concha Andreu ha tomado ese mismo hilo argumental para asegurar que «el único gobierno posible para La Rioja es el del PSOE». «el PP no cree en la democracia ni en la participación», ha lamentado, consciente de que cada voto cuenta. De ahí que haya hecho un enérgico llamamiento a la movilización. «Que nadie se quede en casa el día 26», ha reclamado a sus simpatizantes, a quienes ha ofrecido una serie de razones para elegir la papeleta socialista ese día. Por ejemplo, ofreciendo a su partido como garante en la lucha contra la corrupción (y aludiendo entonces a lo que ha llamado «el fraude en el reparto de las plantaciones de viñedo») y como dique en favor de la «cohesión social» frente «a la desigualdad». Y acto seguido, se ha dirigido en estos términos reivindicativos a Sánchez: «Ya lo siento, Pedro, pero a partir del 27 de mayo vamos a ir a reivindicar a Moncloa». Convencida de su triunfo en La Rioja, la candidata socialista a presidir la Comunidad Autónoma ha abogado por «unir a La Rioja a esa España moderna». «Veinticuatro años de gobierno es mucho», ha concluido. «Se necesita un cambio porque la situación de La Rioja es peligrosa».