Los candidatos se comprometen con la Universidad de La Rioja

Los candidatos a dirigir el Ejecutivo regional rubrican su promesa de dotar a la UR con una financiación suficiente para continuar siendo uno de los motores económicos y sociales de la región

Luis J. Ruiz
LUIS J. RUIZLogroño

Horas antes de que arranque definitivamente la campaña electoral para las próximas elecciones autonómicas, locales y europeas, los cuatro candidatos de las fuerzas políticas riojanas con representación en el Parlamento regional (José Ignacio Ceniceros, PP; Concha Andreu, PSOE; Raquel Romero, Unidas Podemos; y Pablo Baena, Ciudadanos) han firmado esta mañana en el edificio del Rectorado de la UR el Pacto por la Universidad de La Rioja. Un documento inédito en el escenario nacional, según aseguraba el rector de la UR, Julio Rubio, y que viene a recoger el compromiso de los cuatro partidos con la financiación y el futuro de la universidad pública riojana. El pacto, que define a la Universidad de La Rioja como «un bien estratégico que es necesario preservar y mejorar apartándola de tácticas electorales», apela a la necesidad de «garantizar un sistema de financiación que permita su normal funcionamiento».

Una declaración de intenciones que se plasma en dos únicos puntos. En el primero de ellos, los cuatro candidatos a asumir la presidencia del Ejecutivo regional se comprometen a firmar un plan plurianual de financiación que garantice la financiación completa de los gastos de personal necesarios para su adecuado funcionamiento, que subvencione los incrementos de gasto que se produzcan por disposiciones legales o judiciales que puedan derivarse de causas ajenas al ámbito de la autonomía universitaria, que de soporte a la integración del Grado de Enfermería, que planifique una carrera profesional para el personal de administración y servicios, que recoja una partida suficiente para inversiones e infraestructuras, que incluya un 'plan renove' del equipamiento investigador, docente y TIC y que establezca un programa abierto de financiación específica para proyectos singulares alineados con la estrategia de especialización inteligente tanto en investigación como en docencia.

Además, el segundo de los puntos del acuerdo prevé la posibilidad de «replantear, de modo conjunto con la Universidad, la contribución económica del estudiante a través de las tasas de matrícula, en coordinación con la política de becas y ayudas al estudio«. Un punto que, quiso concretar el rector de la UR, Julio Rubio, permitiría reducir el precio de las matrículas una vez que se derogue el Decreto Wert, que anulaba esa posibilidad. En todo caso la literalidad del punto también podría interpretarse en sentido contrario y justificar un incremento de los precios públicos, »que son competencia del Gobierno regional«, ha sostenido Rubio.

Más allá de su contenido concreto, el rector de la Universidad de La Rioja ha destacado que la firma de este pacto (impulsado desde la institución que dirige) implica que «la UR es considerada como un bien común esencial para toda la Comunidad Autónoma« por lo que también agradeció ese compromiso »como ciudadano«. »Este pacto desmonta algunas opiniones que alegremente se emiten. La clase política no solo piensa en sí misma y a corto plazo desentendiéndose del bien común. Demuestra el pacto que han conseguido apartar sus diferencias, sus tácticas electorales y que pueden llegar a acuerdos«, ha completado.

El candidato del PP a la presidencia regional, José Ignacio Ceniceros, ha incidido en que el pacto «es la expresión unívoca de todas las formaciones políticas de La Rioja en favor de la Universidad de todos» y que se erige en «una herramienta decisiva para alcanzar el futuro de La Rioja. Dotará de estabilidad económica a la UR para que pueda hacer frente a los retos y aspiraciones de futuro. El pacto le va a dar estabilidad institucional y económica«. Además Ceniceros ha asegurado que »la UR es la universidad publica mejor financiada desde la administración«.

«La financiación no estaba asegurada»

Desde el PSOE, Concha Andreu recordó el «compromiso» de su formación con la UR. Tras destacar que «es un valor económico de la región» y que «la investigación es lo que la hace fuerte», defendió que «si se ha tenido que firmar este pacto es porque la cuestión económica no estaba asegurada«.

Raquel Romero (Unidas Podemos) ha insistido en esa idea: «La financiación hasta ahora no ha sido suficiente. Solo con una mayor financiación podremos tener una educación pública de calidad«. Tras considerar que es un pacto de mínimos, ha defendido que »La Rioja debe tener la universidad que se merece ya que es un elemento igualador y potenciador económico. Es el servicio público estratégico para el desarrollo social de La Rioja«.

Así, completó su intervención apelando a que el «plan plurianual que respete la independencia universitaria y garantice la financiación es un mínimo. Hay que seguir pidiendo la derogación de la Ley Wert y queremos una universidad con menos tasas, con más becas, que tienda en el futuro hacia la grautidad y que cuente con una financiación autonómica que supla las deficiencias«.

Pablo Baena (Cs) ha completado el argumentario político recordando su «compromiso total con la UR, la clave del desarrollo del talento riojano, de la investigación y del desarrollo«. Así, se ha comprometido a »hacer todos los esfuerzos para que colabore con el desarrollo de nuestra universidad y que así la Comunidad sea puntera y esté comprometida con todos los que se esfuerzan«.