Carcedo sostiene que el PSOE «revitalizará» la Atención Primaria

La ministra de Sanidad en funciones achaca la situación del sistema a «la incercia y los recortes» del anterior Gobierno del PP.

E. SÁENZ

La paradoja de que un sistema de Salud como el español tenga una excelente valoración entre los usuarios y al mismo tiempo constituya una de sus principales preocupaciones es fruto de dos males: los «recortes» aplicados por el anterior Ejecutivo nacional del PP y la «inercia» que ha llevado a no implementar las mejoras obligadas por los cambios operados tanto a nivel demográfico como epidemiológico. Es el diagnóstico que la ministra de Sanidad en funciones, María Luisa Carcedo, ha ofrecido esta mañana en Logroño antes de acudir a Calahorra, reafirmando el compromiso del PSOE por «revitalizar» el sistema con especial mimo a la Atención Primaria.

Más

Dos son las principales actuaciones que Carcedo ha detallado para secundar su objetivo. Por una parte, el documento consensuado entre expertos, las plantillas de personal sanitario y ciudadanos que persigue fijar un nuevo marco que «vuelta a situar a la Primaria en el centro del sistema«; por otra, el plan estratégico sobre las necesidades de profesionales que queda a la espera de respuesta por la totalidad de comunidades y que trata de afinar cuántos médicos y de qué especialidades se requieren para garantizar las sostenibilidad también a medio y largo plazo. Y todo ello, combinado con una mejora de la financiación con que las comunidades sufragan los servicios sanitarios y que, como ha recordado la colaborada de Pedro Sánchez, quedó abortada con el rechazo a los Presupuestos Generales del 2019. Carcedo se ha comprometido a materializar esos avances en la próxima legislatura como continuidad a las actuaciones adoptadas ya en el ámbito sanitario por el Gobierno central socialista en los últimos diez meses. Un catálogo entre las que ha destacado desde la recuperación del carácter universal de la asistencia hasta la eliminación de copagos como el farmacéutico que ha penalizado a los pensionistas menos favorecidos.

En sintonía con ese discurso, la candidata del PSOE a ocupar la Presidencia de La Rioja ha reforzado el compromiso de su formación con la sanidad como «un servicio público fundamental» al que dotará de más recursos en caso de llegar al Palacete. Las medidas propuestas por Concha Andreu en esta línea no sólo prevén más dinero, sino una mejora de la gestión de los recursos, una rezonificación que palíe la demanda de una asistencia de calidad por parte de los médicos de Primaria o una atención adecuada a los enfermos crónicos.