El afán de Hermoso por «un Logroño mejor»

Pablo Hermoso de Mendoza valorando ayer los resultados electorales después de ser presentado por el secretario Ocón como «futuro alcalde de Logroño». :: justo rodríguez/
Pablo Hermoso de Mendoza valorando ayer los resultados electorales después de ser presentado por el secretario Ocón como «futuro alcalde de Logroño». :: justo rodríguez

El alcaldable del PSOE, ganador de la noche, comenzará ya desde hoy a hablar con los grupos de cara a pactos | Escobar, candidato del PP, reconoce su derrota: «Soy de los que creen que el votante nunca se equivoca y el electorado ha hablado claramente»

JAVIER CAMPOS

Vítores y aplausos, aplausos y vítores. Y felicidad, mucha felicidad en Martínez Zaporta. De entrada, Pablo Hermoso de Mendoza fue presentado como «futuro alcalde de Logroño». «Porque evidentemente Pablo será el próximo alcalde», llegó a decir el secretario general de los socialistas riojanos, Francisco Ocón, para dar por comenzada oficialmente la fiesta.

«Agradecer a la ciudadanía la confianza mostrada en el PSOE, hemos ganado en Logroño y no lo hacíamos desde 1987. Gracias a los logroñeses y logroñesas que han hecho realidad esa esperanza de cambio y de inicio de un nuevo ciclo político», fueron las palabras de un sonriente Hermoso, quien consideraba que «nuestra campaña se ha basado en unir a toda esa gente que quiere un Logroño mejor».

Un deseo de mejora que, según dijo, también está presente en «otros grupos», consciente como es de la necesidad de acuerdos de investidura o pactos de Gobierno. «Con humildad y generosidad nos toca hablar con todo el mundo» porque «queremos unir a la gente que quiera un Logroño mejor y ese será nuestro afán a partir de mañana -por hoy-».

UP-IU-Equo, PR+, VOX y CambiaLo reconocieron que no habían conseguido los resultados «esperados»

No se extendió mucho más el ya principal alcaldable, ganador de las elecciones, que comparecía más allá de la medianoche de una jornada, según sus palabras, «muy grata y muy feliz... en la que nos acordamos de todos los que nos han precedido y han luchado por estas ideas que hoy se han convertido en mayoritarias».

Al otro lado, en Duquesa de la Victoria -'de la Derrota' por segunda vez en un mes-, el candidato del PP a la Alcaldía de Logroño, Conrado Escobar, se rendía a lo evidente. «No es la mejor noche a la que uno hubiese aspirado -o soñado-, pero la política es así», confesaba. «Soy de los que creen que el votante nunca se equivoca y el electorado ha hablado claramente», dijo un Escobar que precisó que «los resultados son los que son y hay que administrarlos con humildad, autocrítica y también con confianza, porque la confianza en nuestro proyecto y en los logroñeses la mantengo intacta».

Poco más que añadir... y así se expresó el propio candidato. «Seguimos manteniendo la confianza en el proyecto, seguimos creyendo en nuestro programa, que mantiene la vigencia y el vigor y con él seguiremos trabajando», concluyó. Escobar, el último en comparecer, dijo haber hablado ya con Hermoso de Mendoza. «Le he felicitado y lo haré también con el resto de grupos... ya dije que lo haría con todos, pues un ayuntamiento es muy cercano y exige buena relación, estemos donde estemos».

No fue el resultado esperado tampoco para Ciudadanos (Cs), no, pero ello no quitó para que los de Julián San Martín se presentasen como el otro de los ganadores... al menos a la hora de hacer valoraciones. «Estamos muy contentos, somos la tercera fuerza política en el Ayuntamiento de Logroño», presumió el candidato naranja continuamente interrumpido por las muestras de júbilo.

«Mantenemos los cuatro concejales y somos determinantes para cualquier gobierno que se pueda hacer», sentenció un San Martín que, pese a perder votos respecto a hace cuatro años, se mostró «contento, orgulloso del trabajo hecho la presente legislatura, orgulloso de mi candidatura y de estas personas superprofesionales». «A partir de mañana empezamos a trabajar para y por los logroñeses», aseveró sin rastro de autocrítica.

Tampoco fue el resultado esperado por Unidas Podemos-IU-Equo... «esperábamos obtener más concejales, pero es lo que la ciudadanía ha elegido y nos quedamos con dos», manifestaba José Manuel Zúñiga, concejal de Cambia Logroño este mandato. Satisfechos, en cualquier caso, de que haya sido el PSOE el ganador de las elecciones, y no el PP, «a la espera de saber hacia adónde va, si hacia la izquierda o hacia la derecha».

«Pablo tendrá que negociar ahora y dar los pasos que considere», dijo un Zúñiga que da la llave al PR+ pues, «fijándonos en lo que pasó hace 12 años, dio el Gobierno al PSOE». Ante el nuevo panorama, Zúñiga dejó claro que su apoyo a los socialistas estará condicionado por las políticas, si son de izquierdas «ahí nos tendrán».

«Nuestro interés en los pactos y acuerdos de Gobierno, lo dijimos antes y lo decimos ahora, siempre serán los intereses de Logroño y de los logroñeses», aclaró, por su parte, Rubén Antoñanzas, quien volverá a ser el único concejal regionalista en el Ayuntamiento. Lo hizo, además, tras un reconocimiento desde la sinceridad. «Esperábamos y confiábamos en obtener los mejores resultados de la historia del PR+, pero lamentablemente no ha podido ser así».

Antoñanzas dijo que es un «honor» servir a Logroño y prometió «que vamos a seguir trabajando por esta ciudad». «Nuestro compromiso con la ciudad y esta comunidad autónoma sigue firme»... independientemente de los resultados.

Sextos y, para más inri, sin representación... desilusionados también se mostraban ayer en Vox. Desde el primer momento del recuento se vio que al partido de Santiago Abascal en Logroño no le iba a dar. «Nos ha faltado un 1% para lograr el concejal; los más de 3.000 votos conseguidos han sido fruto del trabajo realizado, pero no hay sido suficiente y hay que ser autocríticos», explicaba su candidato, Adrián Belaza, quien aseguraba que, pese al jarro de agua fría, «no queda otra que seguir trabajando, ir cogiendo infraestructura de partido y crecer». «No disponer de la liquidez financiera de otros partidos es un hándicap a nivel municipal, pero no hay excusas», decía quien no dudaba en asegurar que «nos hemos desinflado un poco, pero toca volver a ilusionar la gente y dentro de cuatro años dar voz a todos los que han confiado en nosotros», con el ejemplo de los 24 diputados nacionales obtenidos en España.

Cambia Logroño, actual CambiaLo-Municipalistas, se queda sin representación y reducida a séptima fuerza en Logroño, con poco más de 1.400 votos. Isabel de María, su 'número 1', no ocultaba su decepción. «No son los resultados que esperábamos, partíamos de una situación complicada tras el desplante de los tres partidos (en referencia de Unidas Podemos-IU y Equo)...», lamentaba de María, quien, pese a todo, aseguraba que «no podemos caer en el desánimo y desde Cambia seguiremos trabajando en la asamblea, en las calles y con los movimientos y colectivos sociales».

«Lo importante es que hemos luchado hasta el final por intentar mantener con representación una forma diferente de hacer política, por mantener el municipalismo, la participación y seguir dando voz a la gente de forma directa», concluyó la candidata independiente.