Los precios de vivienda se moderan y crecen un 8% en 2018

Una vivienda a la venta./A. Gómez
Una vivienda a la venta. / A. Gómez

Los pisos han subido el 30% desde 2014, aunque son aún un 16% más baratos que en 2007, según la estadística del Colegio de Registradores

Edurne Martínez
EDURNE MARTÍNEZMadrid

La subida del precio de las viviendas se moderó en 2018. Después de un cierre de 2017 con casi un 20% de subida, el incremento interanual del año pasado es de 'solo' el 8,2%, lo que muestra una clara ralentización, según los datos publicados este lunes por el Colegio de Registradores.

Con estas cifras sobre la mesa, se constata que las casas han subido casi un 30% en el acumulado desde 2014. Aún así, los pisos son aún un 16% más baratos que en 2007, cuando tocaron su máximo histórico, tras haberse recuperado después de la mayor caída que se alcanzó en 2014 (-35%).

«El incremento de precios de la vivienda no resultaba sostenible ni deseable en la actual situación económica. Un intenso crecimiento de los precios no podía ser asumido por un mercado formado por potenciales demandantes cuyas rentas no pueden llegar a absorber intensos crecimientos de precios. Esa situación de mercado, tarde o temprano, produce el correspondiente ajuste», señalan los registradores en su nota.

Además, las compraventas sobrepasaron el medio millón de operaciones, un 11,3% más que en 2017 y el mejor resultado desde 2008, sobre todo motivado por el tirón de las ventas de viviendas de segunda mano (82% del total), según la estadística de los Registradores. Los datos que publicó el INE la semana pasada adelantan estos datos y confirman que a pesar de la tendencia alcista, los registros del año pasado son aún inferiores a las más de 775.000 viviendas compradas en 2007, punto álgido de la burbuja inmobiliaria que vivió España.

Por comunidades, todas las regiones incrementaron las compraventas interanuales respecto al trimestre precedente, salvo Baleares (-0,1%). En doce comunidades las tasas de crecimiento alcanzaron los dos dígitos. Donde más ventas se realizaron son Murcia (+25%), Cantabria (+21%) y La Rioja (+20%).

Cabe destacar también el ligero descenso de la compra de viviendas por parte de extranjeros en España el año pasado, alcanzando el 12,7% del total con 65.400 casas adquiridas, 15.000 menos que en 2017. Los que más compraron fueron los británicos (15,5%) pese a la incertidumbre del 'brexit', seguidos de alemanes, franceses, belgas, italianos y suecos. Sobre todo compran casas como segunda residencia en Baleares, Canarias y Comunidad Valenciana.