Cómo desvincular el seguro de vida de la hipoteca

Cómo desvincular el seguro de vida de la hipoteca
El de hogar o el de vida son realmente útiles a la hora de contratar un préstamo

Aunque por ley no es obligatorio, es una práctica muy extendida que los bancos ofrezcan productos vinculados a la hipoteca para mejorar las condiciones de la misma. Seguros de hogar, de vida, planes de pensiones o seguros de coche son algunos de los productos más ofertados.

Algunos de estos seguros, como el de hogar o el de vida, son realmente útiles a la hora de contratar una hipoteca. Por un lado las condiciones de la hipoteca mejoran para el hipotecado y además ofrecen garantías nada despreciables en caso de que se produzca casi cualquier imprevisto.

¿Por qué desvincular el seguro de vida de la hipoteca?

Al principio de las hipotecas, lo más habitual es que los hipotecados contraten uno o más productos vinculados. Por un lado para que las condiciones de la hipoteca sean mejores (que sea más barata, por ejemplo) y por otro para estar cubiertos frente a lo que pueda pasar.

Sin embargo, a medida que pasa el tiempo es normal que los hipotecados quieran reducir gastos y eliminar productos que no consideren necesarios. El seguro de vida es uno de estos productos y la combinación seguro de vida hipoteca es una de las más habituales, junto con el seguro de hogar.

Un seguro de vida protege a los beneficiarios del hipotecado. En caso de fallecimiento o de invalidez, sus herederos o beneficiarios heredarían su deuda. Sin embargo, con el seguro de vida, reciben una indemnización, ya sea para pagar la deuda restante o un porcentaje de la misma (esto depende de la póliza).

A medida que pasan los años, la deuda de la hipoteca se va reduciendo. Por eso es habitual que los hipotecados cancelen su seguro de vida cuando el valor de la deuda que resta es asumible en caso de que se produjera cualquier imprevisto. Lógicamente, no es lo mismo dejar a nuestros herederos una deuda de 100.000 euros que de 5.000. Llegados a este punto, los hipotecados pueden considerar que el pago de la póliza no compense y decidan desvincular el seguro de vida de la hipoteca.

¿Cómo saber si compensa desvincular el seguro de vida de la hipoteca?

A veces es más rentable deshacerse de algunos productos vinculados, incluso aunque el dinero a pagar en la hipoteca aumente. En el caso del seguro de vida, por ejemplo, lo recomendable es ponerse en la situación que cubre. Es decir, imaginar qué sucedería en caso del fallecimiento o de invalidez de alguno de los hipotecados. Para esto debes tener en cuenta factores como el capital que te queda por devolver, el estado de tus propios ahorros y la situación económica de tus beneficiarios.

Si crees que la situación es salvable, es posible que tu seguro de vida en la hipoteca ya no te rente como lo hacía al principio. Pero antes de hacerlo, debes asegurarte de que tu contrato hipotecario te lo permite y plantearte los siguientes escenarios.

¿Cómo desvincular el seguro de vida de la hipoteca?

- Si es antes de los 30 días. Si quieres desvincular tu seguro de vida cuando antes, debes saber que tienes derecho a hacerlo. Antes de los 30 días tienes que notificar a tu banco de que ya no quieres ese producto vinculado. Como la ley ampara este acto, no tienes porqué tener problemas para efectuarlo. Si quieres que te devuelvan el dinero que has pagado, te devolverán la parte proporcional.

- Si es después de los 30 días. Una vez que hayan pasado esos 30 días, lo que tendrás que hacer es esperar a que termine el año. Tendrás que solicitar la cancelación un mes antes de la fecha de renovación de tu seguro.

- Si es al cabo de unos años. Si ya ha pasado más de un año desde que tienes tu seguro de vida vinculado a la hipoteca, puedes desvincularlo fácilmente realizando la solicitud, sin plazos estrictos como en los escenarios anteriores. Solo tienes que seguir algún modelo de carta de solicitud de desvinculación de seguros y hacérsela llegar a tu banco. A continuación, tu entidad bancaria tendrá que figurar como tu beneficiaria. En caso de que ocurriera algo, ellos se quedarían con la vivienda.

¿Debo contratar un seguro de vida con la hipoteca?

Contratar un seguro de vida no es obligatorio para los hipotecados. Sin embargo, se trata de un producto vinculado particularmente útil para el hipotecado. Este seguro cubre los pagos de la hipoteca en caso de que el hipotecado fallezca, facilitando la situación a los herederos. Aunque no es obligatorio según la legislación, las entidades bancarias pueden poner sus propias condiciones a la hora de acceder a una hipoteca. Contratar un seguro de vida y/o de hogar suele ser una de las condiciones obligatorias para tener esa hipoteca.

Si estás pensando en hipotecarte y tienes dudas sobre el seguro de vida, debes saber que tú puedes decidir si contratarlo o no. Además, también tienes la opción de contratarlo con una aseguradora que no sea la de tu banco. Si has estado usando un comparador de seguros y has encontrado una oferta mejor que la que te da tu banco, tienes derecho a escoger la que más te convenga.

Fotos

Vídeos