La seguridad laboral como prioridad absoluta

Jornada de entrega de los diplomas a empresas por obtener el incentivo Bonus, que reconoce su labor en prevención y seguridad laboral. :: l.r.
/
Jornada de entrega de los diplomas a empresas por obtener el incentivo Bonus, que reconoce su labor en prevención y seguridad laboral. :: l.r.

Empresas, Administración, mutuas y sindicatos trabajan para avanzar hacia la ansiada siniestralidad cero El compromiso con la prevención de accidentes laborales de todos los actores implicados es crucial para obtener resultados positivos

AMAYA ARTEAGA

logroño. Una treintena de empresas riojanas, de muy diversos sectores, desde la educación hasta la construcción, han obtenido este año el diploma acreditativo del incentivo Bonus, que reconoce su contribución a la disminución de la siniestralidad en la región con inversiones cuantificables y actuaciones efectivas en la prevención de accidentes. El reconocimiento, otorgado por el Gobierno de La Rioja a través de la Dirección General de la Ordenación de la Seguridad Social y la Fraternidad-Muprespa, supone una reducción de parte de las cotizaciones de accidente de trabajo y sirve para visibilizar la labor y compromiso de estas empresas en la lucha contra la siniestralidad. Ellas son la mejor prueba de que, pese a que los datos de siniestralidad puedan variar de año a año y hayan sufrido algunos aumentos respecto a las cifras de 2017, existen empresas que apuestan por la inversión en este ámbito y logran muy buenos resultados. José Luis García Feijóo, director provincial de Fraternidad-Muprespa, apunta que «cada año más empresas acceden a este Bonus en La Rioja y también a nivel nacional» y destaca la implicación de las mutuas en la búsqueda de la siniestralidad cero. «Nuestra tarea como mutua y como profesionales en prevención, es dar el mejor servicio y la mejor asistencia cuando hay un accidente, sensibilizar a las empresas, estudiar lo que ha ocurrido y las posibles carencias en medidas de seguridad y ayudarles, informándoles, para evitar que eso ocurra», resume García Feijóo.

Esta importante labor tras un accidente se complementa con la que las propias empresas realizan en prevención y concienciación de manera constante y que resulta igualmente esencial para lograr este tipo de incentivos y, en general y sobre todo, para evitar o reducir la siniestralidad. «Es fundamental que, desde la dirección, los sindicatos y los trabajadores, se tenga presente la preocupación por este tema, saber que el riesgo está latente en todo momento», explica Víctor Arribas, de Bodegas Olarra de Logroño. «Y, teniendo en cuenta esta concienciación, hay que poner los medios y las medidas para evitar el riesgo, o minimizarlo lo máximo posible». En el caso de esta bodega, se estudian las condiciones y características del trabajo con una empresa externa y especializada en el ámbito de los riesgos laborales y se realiza un análisis de dónde hay mayor riesgo y posibilidades de accidentabilidad, como puede ser el momento de la descarga de la uva. «De ese análisis surgen una serie de consejos y acciones para evitar o minimizar al máximo ese riesgo, que la empresa pone en práctica con los medios necesarios», resume.

uEmpresas reconocidas con el incentivo Bonus
31
uAccidentes en La Rioja enero-junio 2017-2018 (exc
'in itinere'). 2.152 leves (+86; +4,3%), 17 graves y muy graves (sin variación) y 1 accidente mortal (-75% frente a los 4 del año anterior).
uAccidentes por sectores enero-junio 2017-2018
Agricultura 143 accidentes (+12,6%), industria 711 (+5,8% ), construcción 249 (+9,2%), servicios 873 (-0,3%)
uConcienciación y control 2016-2018
4.475 visitas a empresas, 3.070 para hacer recomendaciones de prevención y 1.405 de vigilancia y control.
uFormación 2016-2018
Además de la formación que imparten las empresas, el Gobierno regional ha promovido 146 acciones formativas en las que han participado 3.825 alumnos.
uInvestigación 2016-2018
Se han investigado 53 accidentes graves, muy graves o mortales y 219 enfermedades profesionales. Se han atendido 433 consultas.

Arribas añade que es importante «incidir continuamente en tomar medidas de atención en el desarrollo del trabajo» porque, pese a lo que pueda pensarse, «gran parte de los accidentes se dan en personal experto, que lleva mucho tiempo y tiene confianza en cómo realiza su trabajo».

LAS FRASES José Luis García Feijóo Fraternidad-Muprespa «Cada año son más las empresas que acceden al incentivo Bonus en La Rioja y a nivel nacional» Víctor Arribas Bodegas Olarra «Dirección, sindicatos y trabajadores deben tener presente que el riesgo está latente en todo momento» Ana Martínez Osés OCISA «Hay una continua vigilancia de que todos interiorizan la prevención y cumplen las normas» Sara Renedo Talleres Metálicos Renedo «La seguridad laboral es esencial porque la base de la empresa son los trabajadores»

Concienciación y formación

En la importancia de esta concienciación por ambas partes y en la colaboración de todos para que la siniestralidad se minimice coincide Ana Martínez Osés, de Obras de Construcción e Instalaciones OCISA de Logroño. Indica que, especialmente en un sector como la construcción, con peligrosidad y siniestralidad altas, resulta primordial la implicación de cada trabajador. «Nuestra política de calidad, medio ambiente y prevención es taxativa y hay una continua vigilancia de que todos interiorizan la prevención y cumplen las normas», resalta. «Todo lo que se ha hecho y se está haciendo persigue la concienciación y lograr que los procesos sean mucho más seguros». En este sentido, remarca que hay que inculcar al trabajador la importancia de realizar un trabajo seguro para los demás, para él y para su futuro, «previniendo así no solo accidentes sino también enfermedades profesionales».

Martínez Osés señala que uno de los ejes principales en materia de seguridad laboral es la formación, que se realiza de manera activa para renovarse, refrescar conocimientos y «tener el recordatorio constante de saber que las cosas se hacen de determinada manera por unas causas concretas».

En esta línea se pronuncia también Sara Renedo, de Talleres Metálicos Renedo, en Albelda de Iregua, donde realizan cursos de formación constantes, adecuados a las características y necesidades específicas de los trabajadores de la empresa, sobre todo tipo de temas que les afectan. «La seguridad laboral es un asunto esencial porque la base de la empresa son los trabajadores y por ellos hay que hacer todo lo que sea posible, a través de formación y de mejoras en las condiciones y las herramientas de trabajo», afirma. Un esfuerzo continuo que empresas pequeñas como esta realizan igualmente con la convicción de que «no se puede escatimar en seguridad». «Los trabajadores para mí son mi familia, considero que mi gente es la mejor del mundo y quiero lo mejor para ellos, porque todos somos la empresa», resume Renedo.

Estrategia y campañas

La Estrategia Riojana de Seguridad y Salud en el Trabajo 2016-2020 está diseñada por el Gobierno de La Rioja y los interlocutores sociales para responder a las exigencias y demandas en materia de seguridad y salud en el trabajo. Proporciona un marco de coordinación y actuación comunes en estas políticas y establece los objetivos y líneas específicas de actuación para continuar reduciendo los accidentes de trabajo y enfermedades profesionales y mejorando de forma progresiva los niveles de seguridad y salud en el ámbito laboral.

De esta estrategia surgen dos campañas principales que se están desarrollando actualmente: el Programa Autonómico de Reducción de la Siniestralidad (PARS) 2017-2019 y el Plan de Acción. El primero se ofreció en 2016 a 136 empresas con 4 o más accidentes y con una incidencia de accidentes por encima de la media de La Rioja. De ellas, se adhirieron 69 (lo que supone el 50,7% de las empresas de mayor siniestralidad de la región), que sumaban 554 accidentes y 5.600 trabajadores. Todas ellas han realizado una planificación y seguimiento de actuaciones e inversiones para solucionar esta situación, que se revisa y analiza de forma concienzuda. Con ello, de momento se ha conseguido reducir un 12,3% los accidentes dentro de estas empresas, 4 mantienen la siniestralidad 0 y el índice de incidencia ha disminuido en un 11,3%. El resto de las 136 preseleccionadas por su mayor siniestralidad, pero que no se sumaron finalmente al programa, entran a participar en el resto de campañas de prevención regionales que se realizan.

El Plan de Acción se puso en marcha a finales de 2017, surge del crecimiento de la siniestralidad en datos generales y tiene en cuenta aquellas empresas con mayor número de accidentes con baja y procedentes de sectores con más problemas. Por eso se han priorizado ciertas ramas de construcción, industria y servicios, seleccionando 14 actividades concretas, con un total de 327 empresas, que emplean a 4.725 trabajadores y de las cuales se ha actuado ya en 89. Los datos hasta 2018 ya indican que en esas actividades seleccionadas en el Plan de Acción la siniestralidad baja un 3,7%.

Más

 

Fotos

Vídeos