La recaudación antifraude pierde fuelle desde que marcó su máximo en el 2016

El año pasado el Estado recaudó 14.792 millones, el doble que en 2007, y el nuevo anteproyecto de ley pretende sumar otros 828 millones

E. MARTÍNEZ MADRID.

Hay diferentes teorías sobre si es mejor recaudar más o menos con las medidas contra el fraude fiscal. El escenario ideal sería que llegara el momento en el que el Estado recaudara cero euros con sus medidas antifraude debido, precisamente, a que no existiera un tipo de economía sumergida que en España asciende aproximadamente al 20% del PIB.

Pero la realidad es que cada año el Gobierno de turno saca pecho de los adelantos en la recaudación conseguida por sus medidas. Con el nuevo gabinete de Hacienda aún no se han hecho públicos estos datos pero el nuevo anteproyecto de ley de lucha contra el fraude pretende obtener 828 millones de euros con las nuevas medidas, estimaciones que la Autoridad Fiscal (AIReF) ha rebajado a unos 500 millones en el mejor de los casos.

Desde que en 2016 la recaudación antifraude marcara un máximo de 15.664 millones de euros, la cifra ha descendido año tras año hasta los 14.792 millones del año pasado. Si comparamos los datos con los de hace diez años, se ha doblado la recaudación. Las previsiones de ingresos en caso de aprobarse el nuevo anteproyecto de ley son demasiado optimistas según los expertos. Desde 2008 -a excepción de 2010- nunca se han cumplido las previsiones de ingresos a recaudar por el sistema tributario.

Así lo explica Jesús Gascón, director general de la Agencia Tributaria desde el pasado mes de junio en su texto 'Una nueva Administración para la lucha contra el fraude'. El experto destaca que se han producido desviaciones «incluso en los ejercicios en los que la evolución de la economía superó las expectativas». Así, advierte de que la presión sobre la Agencia Tributaria para conseguir resultados a corto plazo «es muy alta» para minimizar el 'gap' respecto de las previsiones.

Por su parte, el presidente Pedro Sánchez desvelaba esta semana en el Congreso que el Plan director contra la explotación laboral ha aflorado casi 12.000 'falsos autónomos' en solo cuatro meses que actualmente ya cotizan a la Seguridad Social. Se trataba de trabajadores que, pese a mantener una relación laboral con una empresa, carecían de contrato y no estaban dados de alta en el Régimen General.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos