Rato cumplirá al menos un año de cárcel antes de poder disfrutar permisos

El expolítico y los otros 14 condenados a más de dos años por las tarjetas 'black' no ven clara la opción de recurrir al TC

J. A. BRAVO

Madrid. Rodrigo Rato y los otros 14 ex altos cargos de Caja Madrid y Bankia condenados a más de dos años de cárcel por el despilfarro de 15,5 millones de euros entre 1996 y 2012 ya hacen cuentas sobre cuánto tiempo efectivo deberán estar privados de libertad. Y el resultado es que en el mejor de los casos se pasarán al menos seis meses sin obtener un solo permiso penitenciario.

Se requiere que un reo cumpla al menos una cuarta parte de su condena para disfrutar de esas salidas de prisión, normalmente los fines de semana. Para quien fuera ministro de Economía y director gerente del FMI antes de pasar a dirigir entidades financieras esa frontera estaría en los 13 meses y medio dado que Rato fue condenado a cuatro años y medio. Su delito, como el de sus compañeros de banquillo, apropiación indebida continuada por cada una de las disposiciones de fondos que hicieron con el sistema «ilegal» y «opaco» de sus VISA 'black'.

Antes, a los dos meses de estancia en prisión -la Audiencia Nacional les notificará las órdenes de ingreso previsiblemente la semana próxima y, en principio, podrán elegir centro donde cumplir condena- serán clasificados en un grado. En principio, el segundo. Para alcanzar el tercero, un régimen de semilibertad porque solo deben dormir en la cárcel, no haría falta que cubran la mitad de la pena pero sí que abonen su responsabilidad civil que, en conjunto, suma 12 millones de euros.

Lo que casi todos descartan a priori es recurrir en amparo al Tribunal Constitucional, ante la dificultad de probar la vulneración de derechos fundamentales y, sobre todo, ser muy improbable que suspenda temporalmente la ejecución de la sentencia.

 

Fotos

Vídeos