El próximo gran reto del Pacto de Toledo: cómo mejorar los ingresos

Protesta de pensionistas a las puertas del Congreso. :: efe/
Protesta de pensionistas a las puertas del Congreso. :: efe

Existe consenso para sacar gastos del sistema, pero desacuerdo sobre si deben destoparse las bases máximas o crear nuevos impuestos

LUCÍA PALACIOS MADRID.

Y el IPC sigue en el centro del debate sobre las pensiones, pese a que el Pacto de Toledo alcanzó hace poco más de una semana un acuerdo para, en teoría, volver a revalorizarlas con el IPC real. Parece, por tanto, que esta polémica solo podría aplacarse con el anuncio de otras medidas dirigidas a mejorar los ingresos del sistema, tal y como recomendó el Fondo Monetario Internacional (FMI) esta misma semana si no se quiere «poner en peligro la viabilidad financiera del sistema».

Para evitarlo, el organismo financiero instó a que esta actualización fuera de la mano de otras propuestas, como subir las cotizaciones de los autónomos o destopar las bases máximas de cotización. Precisamente son dos medidas que el Ejecutivo de Pedro Sánchez llevaba en su programa de gobierno, pero mientras que es previsible que se apruebe un nuevo sistema de cotización para los autónomos para adaptarlo a sus ingresos reales, el destope parece más complicado. Podemos lo ve con buenos ojos, pero otros partidos, e incluso el Gobierno, muestran sus reticencias a no ser que vaya acompañado de una subida de la prestación, algo que incluso podría conllevar más gasto.

Así, el gran reto que tiene ahora por delante el Pacto de Toledo es completar el acuerdo lanzado con una batería de medidas que logren aliviar las maltrechas cuentas de la Seguridad Social y hagan posible una revalorización conforme a los precios. No será tampoco tarea fácil por las diferentes posiciones que hay sobre cómo lograrlo. Así, mientras PSOE y Podemos defienden como una vía de generar ingresos extra crear nuevos impuestos, como el gravamen a las transacciones financieras, a la banca o a las tecnológicas, esta mayor presión fiscal lo descartan otros partidos como PP y Ciudadanos. En lo que sí coinciden la mayor parte de grupos es en la necesidad de transferir más dinero desde los Presupuestos al sistema.

En este sentido, desde esta comisión parlamentaria ya han abogado por la necesidad de seguir separando las fuentes de financiación y establecer qué gastos deben dejarse de pagar con cotizaciones sociales. Y parece existir un consenso mayoritario para que los gastos de personal del sistema y las reducciones derivadas de las políticas de empleo o la maternidad/paternidad se hagan mediante transferencias, al igual que la diferencia de cotización del régimen agrario respecto al general. Disparidad de criterios hay en cuanto a las prestaciones de viudedad, ya que mientras que Ciudadanos, PP y PDeCAT abogan por pagarlas con Presupuestos, los partidos de izquierdas recelan por si pudiera significar perder la contributividad.

Otras cuestiones que están encima de la mesa es la posibilidad de ampliar el cálculo para el cómputo de la pensión, algo que lanzó el PP y cuenta con el respaldo de Ciudadanos. La formación naranja apuesta además por acelerar la aplicación de la Ley de 2011, que endurecía los requisitos para acceder a la pensión, aumentaba el periodo de cálculo y la edad de jubilación.

 

Fotos

Vídeos