El Banco de España cree que subir las pensiones con el IPC costará el 3% del PIB en 2050

Un jubilado lee un periódico. /Reuters
Un jubilado lee un periódico. / Reuters

El gobernador considera que las últimas medidas relajan la aplicación de los actuales mecanismos de equilibrio

EFEMadrid

El Banco de España calcula que revalorizar las pensiones conforme a la inflación supondría un aumento del gasto público de más de tres puntos porcentuales de PIB en 2050 con respecto a si se aplicara el índice de revalorización.

Durante su comparecencia ante la Comisión de Economía del Congreso de los Diputados para presentar el informe anual 2017 de la institución, el gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, ha considerado que las últimas medidas en materia de pensiones relajan la aplicación de los actuales mecanismos de equilibrio.

Así, para garantizar la sostenibilidad del sistema, cree que será necesario incorporar «medidas adicionales» de gasto o ingresos. En cualquier caso, sostiene que la estrategia que se desarrolle debería aumentar la transparencia del sistema, reforzar su contributividad y mantener un mecanismo de ajuste automático que garantice sus sostenibilidad en el futuro.

Hernández de Cos también ha instado a retomar el proceso de consolidación fiscal y ha alertado de que el mantenimiento de un endeudamiento público elevado durante mucho tiempo puede tener efectos negativos sobre el crecimiento, ya que encarece la financiación y conlleva mayores niveles de imposición o menores de gasto productivo. En materia de empleo, ha considerado que el paro «sigue siendo muy elevado», al tiempo que ha aludido a la necesidad de mejorar la calidad del empleo porque la segmentación del mercado laboral dificulta mejorar la productividad.

Estas ineficiencias del mercado han repercutido, además, en una peor evolución de la desigualdad durante la crisis, que ha empezado a mitigarse con la recuperación pero cuya corrección en el futuro dependerá de que continúe disminuyendo el desempleo.

Para afrontar los retos del mercado laboral, Hernández de Cos ha abogado por impulsar las políticas activas de empleo, reducir la temporalidad y habilitar mecanismos para facilitar la alineación entre las condiciones salariales de cada empresa y su productividad.

El gobernador ha recordado que el crecimiento de la productividad de la economía sigue siendo reducido y ha recordado que en la última década ha mejorado la productividad del factor trabajo por la destrucción de empleo durante la crisis y la moderación salarial, mientras que la corrección asociada a los márgenes empresariales ha sido menor. En su opinión, la mejora de la productividad requiere afrontar los retos que la globalización plantea para el sistema educativo, a lo que se une un «diseño mejorable» del sistema público de investigación y desarrollo.

Más información

Temas

Paro, Pib, Irpf

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos