La OCDE mejora las previsiones de PIB de España, pero cree que incumplirá el déficit

El organismo eleva al 2,8% y el 2,4% el crecimiento en 2018 y 2019, y pide que se «implemente» la reforma de las pensiones

D. VALERA MADRID.

La OCDE considera que la economía española mantendrá la velocidad de crucero este año, aunque se irá moderando. Esa es la senda que recoge en la revisión de sus previsiones publicadas ayer y que suponen una mejora respecto a las realizadas en noviembre. En concreto, el organismo estima que el PIB se incrementará un 2,8% este año, lo que supone una mejora de cinco décimas respecto a su anterior proyección. Además, este alza implica ser más optimista que el Gobierno, cuya estimación para 2018 es un avance del 2,7%. Asimismo, la OCDE también eleva al 2,4% el crecimiento en 2019 respecto al 2,1% de su anterior estudio, según consta en el informe 'Perspectivas Económicas 2018'.

La institución presidida por Ángel Gurría resalta que la economía española lleva varios años creciendo por encima del 3% (en concreto desde 2015) y estima que seguirá el «ritmo robusto», pero de manera más «moderada» para los dos próximos años. Aún así, España se mantendrá a la cabeza del crecimiento de las grandes economías de la zona euro al superar a Alemania (2,1% en 2018), Francia (1,9%) e Italia (1,4%). También avanzaría más que Reino Unido (1,9%) y sólo sería superado por EE UU (2,9%).

El organismo prevé que el principal motor de la economía será el consumo privado, aunque también se irá ralentizando. Además, la OCDE destaca que la inversión empresarial se ha recuperado debido «a condiciones de financiamiento favorables», así como a un menor endeudamiento corporativo y mayor confianza. En este sentido, señala que el mercado de la vivienda se está recuperando. También considera que el sector exterior mantendrá su contribución positiva al PIB gracias al crecimiento de las exportaciones basadas en una mejora de la competitividad. También estima que se seguirá creando empleo a un ritmo que se ralentizará conforme a la moderación de la economía. Pese a todo, prevé que el paro acabe en el 15,5% este curso, el doble que la zona euro. Con estos datos el ministro de Economía, Román Escolano, resaltó ayer las buenas perspectivas para el país siempre y cuando «se mantenga la política económica» y la «estabilidad política», en alusión a la moción de censura que se debatirá entre hoy y mañana y puede acabar con la presidencia de Mariano Rajoy. Sin embargo, no todas las estimaciones son tan positivas para España. De hecho, la OCDE no se muestra tan optimista respecto a la senda de consolidación fiscal. El organismo prevé que España incumpla el déficit del 2,2% previsto para este año -algo en lo que coinciden con el FMI, la Comisión Europea o el Banco de España-. La institución espera que acabe en el 2,4%. Un desfase que se mantendrá en 2019 con un déficit del 1,5% frente al objetivo del 1,3%. Por su parte, estima que la deuda pública se situará en el 97,1% este año en línea con el objetivo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos