Una multa diaria de 49.000 euros por las cuentas de pago

El retraso en la reforma de la estiba en los puertos costó al final tres millones a las arcas públicas españolas. Y empezó con 27.552 euros al día desde que el Tribunal de Justicia de la UE le instó a ajustarse a la normativa comunitaria. Ahora la historia puede repetirse porque España acumula un año y medio de retraso (septiembre de 2016) en «adoptar plenamente» la directiva europea que debe «garantizar que los consumidores se beneficien de unas cuentas de pago transparentes», esto es, con comisiones «razonables» independientemente del país de la Unión donde residan. La Comisión le denunció ante la justicia comunitaria y espera sentencia. En mayo pidió rebajar la sanción diaria a 48.919 euros -si le dan la razón- pues España ha transpuesto parte de la norma.

 

Fotos

Vídeos