Italia hace caer a las bolsas europeas tras una semana de guerra comercial

Prensa italiana hablando de la posibilidad de unas próximas elecciones./Reuters
Prensa italiana hablando de la posibilidad de unas próximas elecciones. / Reuters

El Ibex-35 retrocede un 1,25% influido también por el primer retroceso del PIB de Reino Unido en seis años debido a la incertidumbre del 'brexit'

Edurne Martínez
EDURNE MARTÍNEZMadrid

La semana parecía haberse recuperado cuando el jueves el Ibex-35 se mantuvo positivo durante toda la jornada y logró colocarse por encima de los 8.860 puntos, registrando la mayor subida desde marzo gracias al empuje de Wall Street y la estabilización del mercado de deuda, anotándose un 1,41%. Sin embargo, la inestabilidad política en Italia y los malos resultados económicos del segundo trimestre de Reino Unido hicieron que este viernes se cerrara con caídas en todas las plazas europeas. El Ibex terminó la jornada cediendo el 1,25% con 8.757 puntos, lo que supone una pérdida del 1,57% en toda la semana, según los datos del mercado.

Solo subió Iberdrola (1,8%), pero el resto de grandes cotizadas terminaron la semana con pérdidas. Telefónica cayó en estos cinco días un 6,35%, lo que supone un retroceso del 8% en lo que va de mes y marca mínimos de hace 22 años. Por su parte, Repsol dejó esta semana el 5,03%, una caída similar a la registrada por el barril de petróleo Brent, que bajaba a 58,6 dólares; Banco Santander cayó el 3,74%; Inditex el 2% y BBVA el 1,9%.

En Europa la situación ha sido parecida. Los principales parqués terminaban el día con recortes: Frankfurt bajaba el 1,28%; París, el 1,11% y Londres, el 0,44%. Las más graves eran en Milán, con un retroceso del 2,48% después de que este jueves el viceprimer ministro italiano y titular de la cartera de Interior, Mateo Salvini, diera por rota la coalición de Gobierno que su partido mantenía desde junio de 2018 con el Movimiento Cinco Estrellas y exigiera elecciones.

Tras esta decisión, la deuda italiana está sufriendo las consecuencias. El tipo de interés de los bonos italianos a diez años se disparaba 20 puntos básicos hasta el 1,75%, según datos de Bloomberg, algo que no sucedía desde septiembre del año pasado. Su prima de riesgo también se ha disparado hasta los 235 puntos. Habrá que ver cómo se estabiliza la situación teniendo en cuenta que aunque se decida convocar elecciones, habría que esperar como mínimo hasta octubre para celebrarlas.

Reino Unido se retrae

A la mala situación política italiana hay que sumar la caída del -0,2% del PIB de Reino Unido en el segundo trimestre, después de que en los tres primeros meses del año creciera un 0,5%, según informó este viernes la Oficina Nacional de Estadísticas británica (ONS). Se trata de la primera contracción de la economía británica desde 2012, después de que el sector manufacturero haya caído un 2,3% por la acumulación de existencias antes de la salida de la UE, que estaba prevista inicialmente para el 29 de marzo.

También cayó un -1,4% el sector productivo y un -1,3% la construcción. Los servicios fueron el único sector que no se contrajo, pero logró un avance de solo el 0,1% en este segundo trimestre. El Banco de Inglaterra ha rebajado sus previsiones de crecimiento de la economía anual por el riesgo de un 'brexit' sin acuerdo el próximo 31 de octubre.

Continúa la ofensiva

Este contexto de incertidumbre ha provocado que la prima de riesgo española se amplíe hasta los 83 puntos básicos, con el interés exigido al bono a diez años en el 0,268%. La cotización del euro frente al dólar subía hasta los 1,1213 'billetes verdes'. Por otro lado, el precio del barril de petróleo de calidad Brent, referencia para el Viejo Continente, se situaba en un precio de 58,6 dólares, mientras que el Texas se colocaba en los 52,8 dólares.

En cuanto a la guerra comercial, Donald Trump no ha querido cerrar la semana sin echar leña al fuego. En una declaración este viernes a los periodistas en la Casa Blanca aseguró que Estados Unidos «no está listo» para cerrar un acuerdo con China, aunque se mostró abierto a continuar con las negociaciones. «Estamos hablando con China, pero no estamos listos para hacer un trato; veremos qué sucede», dijo el presidente estadounidense. El conflicto ha entrado en una fase difícil de solucionar a corto plazo.