El Ibex-35 mantiene los 9.000 pese a la presión de Inditex y otros grandes valores

El Ibex-35 mantiene los 9.000 pese a la presión de Inditex y otros grandes valores

Siemens Gamesa encabezó las ganancias seguida de Indra, Acciona, IAG, Enagás, ArcelorMittal y MásMóvil

CRISTINA VALLEJOMadrid

El selectivo español dudó entre los números rojos y los verdes durante toda la sesión, aunque en una horquilla muy estrecha. Marcó máximos del día minutos antes de las diez de la mañana en los 9.120 puntos y mínimos, por debajo de los 9.040. Al cierre, daba un último cambio en los 9.059,5 puntos, lo que supone un ligero recorte del 0,21%. Con este resultado, el Ibex-35 fue el peor del día en Europa. Ello, por la presión bajista que imprimió Inditex, que en la sesión en que presentó sus resultados del primer semestre, registró una caída bursátil del 3,88%. También a la baja cerraron algunos otros grandes valores, como Repsol (-0,99%), BBVA (-0,42%), Santander (-0,27%) e Iberdrola (-0,02%).

En positivo, Siemens Gamesa encabezó las ganancias, con una subida del 4,11%. Después se colocó un buen puñado de compañías con avances de más de un 2%, como Indra, Acciona, IAG, Enagás, ArcelorMittal y MásMóvil.

El Ftse 100 británico fue el mejor índice europeo, con un ascenso del 0,96%. Ello, después de que la justicia escocesa dictaminara que el cierre del Parlamento británico es ilegal. Mientras, el Dax alemán se anotó un 0,74%. El Cac 40 francés, por su parte, ganó un 0,44%. El PSI-20 de Lisboa y el Ftse Mib de Milán avanzaron un 0,22% y un 0,10%, respectivamente.

En Wall Street, los índices se movían al alza. Al cierre de la sesión europea, el Dow Jones y el S&P 500 registraban ascensos de alrededor de un 0,27%. Mientras, el Nasdaq avanzaba algo más de medio punto porcentual.

Estabilidad en los bonos y caída del euro

En el mercado de deuda, en la víspera de la que puede ser decisiva reunión del Banco Central Europeo, ligeras caídas en las rentabilidades de los bonos. El rendimiento del bono alemán a diez años retrocedía desde el -0,56% hasta el -0,57%. El interés del título comparable italiano pasaba del 1,01% al 0,97%. El del español se mantenía en el 0,25%.

En Estados Unidos, también estabilidad: el interés del título estadounidense a diez años rondaba el 1,73% al cierre de la sesión europea.

En todos los casos, las rentabilidades de los bonos se encuentran lejos de los mínimos del mes de agosto, que eran, a su vez, mínimos plurianuales e incluso históricos, lo que puede implicar que los inversores se están protegiendo ante la posibilidad de una decepción del BCE. También es posible que en las pasadas semanas los inversores descontaran un panorama en exceso negativo. O puede ser que se haya producido una recogida de beneficios puntual.

Las casas de análisis, sin embargo, sí prevén actuación relevante del BCE: bajadas del tipo de depósito de entre 10 y 20 puntos básicos; escalonamiento de este tipo para limitar el daño que sufren los bancos en sus cuentas; bajada del precio oficial del dinero; y programas de compras de activos de entre 30.000 y 50.000 millones de euros mensuales durante entre nueve y doce meses.

La víspera de la reunión del BCE el euro registraba una caída frente al billete verde al cierre de la sesión europea. La moneda comunitaria bajaba algo más de un 0,4%, para colocarse por debajo del nivel de 1,10 unidades. El euro bajaba respecto a todas las principales monedas del mundo, mientras que el dólar se apreciaba frente al conjunto de principales divisas. Ello, de nuevo, llevó al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a pedir a la Reserva Federal norteamericana que bajara los tipos de interés hasta el 0% o más allá.

Destacaron sobre todo las monedas emergentes. Quizás un termómetro que indica que los inversores sí esperan expansión monetaria en Estados Unidos. Aunque también pudieron celebrar que China ha tomado la decisión de rebajar las repercusiones de la guerra comercial con el anuncio de que una serie de bienes estadounidenses estarán exentos del arancel del 25%.

El oro, al alza; caída para el petróleo

En el mercado de materias primas, el precio del oro recuperaba posiciones: al cierre, avanzaba un 0,6%, hasta los 1.495 dólares.

El petróleo, sin embargo, perdía posiciones. El barril de Brent, de referencia en Europa, cedía un 0,30%, hasta los 62,20 dólares. El de West Texas, de referencia en Estados Unidos, bajaba un 0,82% y perdía los 57 dólares. Este movimiento obedeció a una caída de los inventarios de crudo americanos muy parecido al esperado por el consenso de los analistas. También tuvo un gran impacto en el petróleo la noticia de que Donald Trump estaría considerando aliviar las sanciones a Irán. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, estaría preparando una reunión con el presidente iraní, Hassan Rouhani, a finales de este mes.

Claves de la sesión

-El Ibex-35 cerró la sesión con un recorte del 0,21%, para dar un último cambio en los 9.059,50 puntos. Fue el peor indicador del día.

-Inditex fue el peor valor de la sesión, con un descenso del 3,88%, después de presentar sus resultados de su primer semestre fiscal. Siemens Gamesa, con un ascenso del 4,11%, fue el mejor del día.

-El euro perdió posiciones, hasta situarse de nuevo por debajo de la cota de 1,10 unidades frente al billete verde.