Los mejores embajadores del diseño en La Rioja

Paco Valverde y Elvira Fernández, fundadores de Sidecar. :: juan Marín
/
Paco Valverde y Elvira Fernández, fundadores de Sidecar. :: juan Marín

Los galardonados coinciden en destacar la importancia del diseño como herramienta diferenciadora y competitiva Los premios del CEdiR han distinguido al estudio Sidecar, al establecimiento Winederful Hostel & Café y a la empresa de embutidos Martínez Somalo

AMAYA ARTEAGA

logroño. Los VII Premios al Diseño en La Rioja que concede la ADER a través del CEdiR han distinguido un año más a los mejores profesionales, la mejor empresa y la mejor obra de construcción en este ámbito. El presidente del Gobierno regional, José Ignacio Ceniceros, señaló durante la entrega de los galardones en el Parlamento de La Rioja que estos ponen de relieve «todo el potencial que encierra la cultura del diseño como valor estratégico para la imagen de La Rioja y la mejora de nuestro posicionamiento en el mercado global».

Por su parte, Ana Lourdes González, presidenta del Parlamento, destacó el diseño como forma de comunicación con el cliente. «En nuestra región cada día hay más empresarios y profesionales convencidos de que el diseño es una parte fundamental de la valoración y la percepción que tienen los consumidores de sus productos, y cada vez son más los que lo incorporan a su estrategia empresarial», apuntó.

Los tres premiados en esta séptima edición hacen así visible la apuesta de La Rioja por el diseño como fuente de competitividad empresarial y desarrollo económico, y todos ellos destacan la importancia de invertir y trabajar en este ámbito, sea cual sea el sector en el que se encuadren, como instrumento diferenciador en el mercado actual.

LAS FRASES Paco Valverde Director de Sidecar «En La Rioja, además de vino y otros productos, también exportamos diseño» Susana Palacio Gerente de Winederful «Queríamos lograr un espacio cosmopolita e internacional, pero al mismo tiempo acogedor» Elena Martínez Consejera delegada de M. Somalo «Fijamos tres líneas muy claras: producto de alta calidad, diferenciación e innovación»

Sidecar (Premio al mejor diseñador)

«El diseño es un valor intrínseco al producto, es insustituible»

Sidecar nació hace ahora 23 años, «en un momento y lugar en el que ni las empresas, ni la sociedad, ni la Administración sabían qué era esto del diseño», como recuerda su director, Paco Valverde. «En aquella década de los 90 se empezó a difundir una imagen del diseño muy equivocada, como algo añadido, caprichoso, superfluo, elitista, incluso en ocasiones como algo que no funciona», desglosa. La situación ha cambiado en este tiempo y Valverde indica que por fin, aunque todavía cuesta, se está dejando de ver el diseño como un elemento que se añade al final del proceso, para arreglar un problema, sino como algo que se debe tener presente «desde el primer día, como parte de un todo». «El diseño no se define como un valor añadido de un producto, es un valor intrínseco al mismo, algo que no se puede disociar, insustituible», comenta. «Hay mucho en él de análisis, rigor, innovación y responsabilidad, porque el diseño configura nuestro entorno artificial». El director de Sidecar enfatiza que todo lo que nos rodea, todos los objetos que forman parte de nuestro día a día están diseñados por profesionales que mejoran nuestra calidad de vida, la hacen más fácil y embellecen nuestro entorno, en la mayoría de los casos desde el anonimato.

Con la ética por encima de la estética y lo intrínseco por encima de lo superficial, Sidecar apoya sus trabajos en cuatro ideas esenciales: claridad, pureza en la concepción, armonía en el resultado final y utilidad. Paco Valverde explica que «la mayoría de los clientes esperan que el diseño sea una actividad discreta que resuelva todos sus problemas con una única especificación funcional» y, sin embargo, implica «un esfuerzo continuo, un proceso de aprendizaje acerca de los usuarios, respondiendo a sus comportamientos y evolucionando el producto o servicio continuamente». «Tenemos que dejar de hacernos preguntas sobre si el diseño es necesario o rentable, porque el diseño es inevitable y la alternativa al buen diseño es el mal diseño, no ningún diseño», relata. «Cada uno toma decisiones de diseño todo el tiempo, sin darse cuenta, y el diseño bueno es simplemente el resultado de tomar estas decisiones deliberadamente, en la etapa adecuada y consultando con otros cuando sea necesario».

El diseñador destaca además el buen nivel que existe en España y La Rioja en este ámbito y la importancia del apoyo de las Administraciones para mantenerlo y promocionarlo. «No podemos desaprovechar todo el talento y las enormes posibilidades que el colectivo de diseñadores de esta región es capaz de ofrecer y que ya hace años se está exportando por todo el mundo», indica. «Porque, además de vino y otros productos, también exportamos diseño».

Winederful Hostel & Café (Premio a la mejor obra de construcción)

«Sabíamos que el diseño era importante y el día a día nos está dando la razón»

Hace apenas año y medio, en agosto de 2017, abría las puertas en Logroño un establecimiento hotelero original, con una propuesta global para visitantes y ciudadanos: Winederful Hostel & Café, un hostal al estilo europeo con cafetería abierta al público y un diseño rompedor que fue muy importante para sus responsables desde el primer momento. «Hacer algo diferente era primordial para mí, porque estaba cansada, por ejemplo, de ver bares siempre iguales», explica Susana Palacio, gerente de Winederful. «Por eso le quise dar mucha importancia al diseño». La estética industrial que caracteriza a Winederful, desarrollada personalmente por sus responsables y con un presupuesto muy ajustado, no es fruto de la casualidad, sino que es el resultado de un gran esfuerzo de tiempo e investigación y también un sello de identidad, porque Susana es ingeniera de formación y se ha dedicado al diseño industrial. «Me resultaba muy sencillo afrontar la estructura metálica del cerramiento y la recepción la dibujé y la mandé fabricar», comenta. «Además, viajamos en Interrail por Europa y nos alojábamos en los hostels con mejores valoraciones en busca de inspiración».

El objetivo era «lograr un espacio cosmopolita e internacional, pero al mismo tiempo acogedor», una filosofía que trasciende al diseño y se interna en la propia concepción del establecimiento, de modo que aquellos logroñeses que se acercan a la cafetería conviven con el flujo de viajeros llegados de todos los rincones del mundo y el sonido del ambiente mezcla idiomas e impresiones. «Sabíamos que el diseño era importante y el día a día nos está dando la razón», apunta Susana.

El resultado de este primer año, pese a la dureza que caracteriza a los inicios de un nuevo proyecto, está siendo muy positivo. Prueba de ello son los galardones que han obtenido. Al del CEdiR se suman el primer premio en el XI Concurso de Ideas Empresariales FER Emprende o el Premio al Mejor Emprendedor 2017 de la Universidad de La Rioja.

Martínez Somalo (Premio a la mejor empresa)

«Hemos apostado por el diseño y la marca como parte de nuestra estrategia»

La innovación ha sido seña de identidad de la empresa de embutidos y jamones Martínez Somalo desde sus inicios, hace más de un siglo, cuando el bisabuelo de la actual generación al cargo de la empresa registró marcas como La Gloria Riojana o La Flor de La Rioja. Ya entonces se acompañaban por diseños elegantes y refinados, al estilo de los dibujantes de la época. Fue con la entrada de la cuarta generación familiar en 2011, en plena crisis en España, cuando el diseño se afrontó directamente como instrumento clave para competir con las grandes empresas cárnicas nacionales y aumentar la exportación. «Fijamos tres líneas muy claras: producto de la más alta calidad; diferenciación y posicionamiento a través del diseño y la imagen de marca; e innovación, en la que también es esencial el diseño», recuerda Elena Martínez, consejera delegada de Martínez Somalo. «Hemos apostado por el valor del diseño, la imagen y la marca como elementos que tenían que formar parte de nuestra estrategia». En estas líneas se apoya, por ejemplo, el lanzamiento inminente al mercado de su nuevo producto, el 'Confeti de chorizo y jamón' (premio INNOVAL en Alimentaria 2018) que, además de ser una propuesta totalmente nueva, va unida a un diseño rompedor.

En este camino, Elena Martínez destaca la importancia de la colaboración con profesionales expertos en el campo del diseño, en su caso el estudio Sidecar, con quienes han definido su imagen de marca, el packaging y la comunicación. «Año tras año la relación con ellos ha ido creciendo, nos sentamos a trabajar juntos y siempre tienen ideas que acaban sorprendiendo», explica. «Han sido parte de nosotros, nos ayudan a reflexionar, sienten los colores y la emoción».

Más

 

Fotos

Vídeos