Lisboa quiere acoger el Mobile World Congress de Barcelona a partir de 2023

R. C. MADRID.

Lisboa quiere acoger el Mobile World Congress (MWC) a partir de 2023, cuando finaliza el compromiso actual que el mayor congreso mundial de telefonía móvil mantiene con Barcelona, según desveló ayer el semanario luso Expresso.

Tanto el Gobierno portugués como el Ayuntamiento de Lisboa están en contacto con el consejero delegado de la GSMA, John Hoffman, que promueve cada año el congreso, para que la capital lusa sea la próxima sede del Mobile. La ciudad portuguesa, que en la actualidad acoge uno de los principales eventos tecnológicos del mundo, la Web Summit, va a duplicar la capacidad del recinto de la Feria Internacional de Lisboa, lo que le permitiría aspirar a citas de tanta envergadura como el Mobile, que superó en esta edición los 100.000 visitantes.

El Mobile se celebra en Barcelona desde 2006 y está previsto que se quede allí hasta 2023, aunque los promotores pidieron que se garantizase un entorno «estable y seguro» para sus participantes.

Por ello, Lisboa quiere posicionarse como una alternativa a Barcelona a partir de 2023, avalada por su experiencia con la Web Summit. La semana pasada, la organización de la cumbre tecnológica anunció que se quedará en la capital portuguesa hasta 2028.

 

Fotos

Vídeos