La inflación se dispara en mayo hasta el 2,1% y duplica la tasa de abril

Los precios suben más de un punto desde el mes anterior y alcanzan el nivel más alto en 13 meses por el aumento del petróleo

D. VALERA

madrid. Malas noticias para los bolsillos de los españoles. La inflación se disparó en mayo hasta el 2,1%, lo que supone casi duplicar la tasa del 1,1% registrada en abril e incluso es una décima más que el dato adelantado hace unas semanas. De hecho, los precios se sitúan en el nivel más alto en 13 meses (desde abril de 2017) y experimentan la mayor subida en un mes desde la ocurrida en enero del año pasado, según los datos publicados ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE). La causa de este espectacular encarecimiento de la cesta de la compra está en el incremento de los precios del petróleo, que ha provocado un aumento de los carburantes y de la electricidad. En concreto, el producto que más contribuyó a la escalada de la inflación es el transporte, con una variación anual del 5,1%, más de tres puntos por encima de la del mes anterior. También contribuyó al alza la vivienda, cuya tasa se incrementó un punto y medio y se situó en el 2,3%. En el lado opuesto, con descensos del precio, se encuentran las comunicaciones, con una variación anual del 2,4%, cuatro décimas inferior a la del mes anterior debido a que los servicios de telefonía y fax subieron este mes menos que en mayo de 2017.

En La Rioja, los precios de consumo subieron el pasado mes de mayo el 1,1 por ciento y aumentaron un 1,8 por ciento en relación al mismo mes de 2017.

Los datos del INE muestran que la inflación subyacente (índice general sin alimentos ni productos energéticos) aumentó solo tres décimas hasta el 1,1%, con lo que se situó un punto por debajo de la del IPC general. Esto significa que el aumento de los precios recae en los productos energéticos, los más volátiles y expuestos a los vaivenes de los mercados de materias primas. De esta forma, las previsiones son que el barril de crudo siga por encima de los 75 dólares (los niveles más altos desde finales de 2014) durante los próximos meses hasta que la OPEP aumente la producción, algo que se espera para el tercer trimestre.

Ante este escenario, la CEOE o Funcas ya han advertido de que los precios seguirán por encima del 2% durante el verano. Un nivel que supera la previsión realizada por el anterior Gobierno del 1,4% e incluso convierte en insuficiente la revalorización de las pensiones del 1,6% incluida en los Presupuestos de 2018. Una tasa del 2% también implica pérdida de poder adquisitivo para los trabajadores, cuya subida salarial pactada en convenio en mayo fue del 1,59%.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos