Los impuestos locales a la vivienda y los vehículos crecen el 15% desde el 2008

La cuota por habitante en el IBI sube un 22,9% desde el comienzo de la crisis y la tarifa sobre vehículos aumenta una media del 6,6%

EDURNE MARTÍNEZ MADRID.

Los españoles pagan hoy de media un 14,75% más a los ayuntamientos por disponer de un vehículo y una vivienda que en 2008, año en el que comenzó la crisis económica. En el caso del Impuesto sobre sus Bienes Inmuebles (IBI) la presión es más llamativa: la cuota por habitante ha subido un 22,9% de 2008 a 2017. En el caso del Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM) resulta significativa pero mucho menor, de un 6,6% en ese periodo, según datos recabados de la Agencia Tributaria.

Así, los españoles contribuyeron con 89 euros por persona de media por sus viviendas en 2017, mientras que en 2008 lo hacían con 68,6 euros. Estos más de 20 euros de diferencia al año supone la subida de casi el 23% en este impuesto recaudado por los ayuntamientos. Los tres municipios que encabezan la tabla en la mayor cuota de IBI para 2017 son Soria, Tarragona y Lérida.

CUÁNTO SE PAGA DE MÁS

20,4
es la diferencia en euros entre lo que pagaba de media un español por su vivienda en 2008, 68,6 euros, y los 89 euros que abonó por ser propietario el año pasado.
4
euros ha sido el incremento por ser dueño de un vehículo, al pasar de pagar 57 euros de media a los ayuntamientos (en el IVTM) en 2008 a 61 euros el año pasado.

La primera ha experimentado una subida especialmente llamativa, desde el puesto 23 en el ranking de 2008 al número uno el año pasado. Así, los sorianos que hace nueve años pagaban 68 euros por sus viviendas hoy contribuyen con 152,5 euros. La subida es de más del 55%. En Tarragona el incremento ha sido del 31% -de los 103 euros de 2008 a los 148 de 2017-, mientras que en Lérida el crecimiento ha sido menor, aunque la cuota ya era alta en 2008. Así, se presenta un incremento del impuesto del 21,3%, desde los 109 euros a los 139. Incluso en el ayuntamiento con menor cuota tanto en 2008 como en 2017, Vitoria, se ha elevado la cantidad en ese periodo casi un 40%, y sus habitantes han pasado de pagar menos de 25 euros anuales a más de 41 ahora.

Impuesto sobre vehículos

En el caso del impuesto local sobre los vehículos, el IVTM, los contribuyentes abonaron una tarifa media en 2017 de 61 euros, frente a los 57 del año 2008. La subida no es tan destacada como en el IBI, pero aún así supone un aumento del 6,6%. Los ayuntamientos que encabezan el ranking por mayores tarifas son San Sebastián (84,5 euros) y Vitoria (75 euros). Ambas capitales vascas tienen diferencias significativas entre ellas. Mientras que la guipuzcoana también se situaba ya en 2008 en la cabeza de la tabla, la alavesa ha subido desde el puesto 34 (se pagaban 56 euros al año) al número dos, con un aumento de más del 24%. Comparten el tercer puesto Ciudad Real, Granada, Huelva, Lérida, Palma, Tarragona, Teruel y Valladolid, con una tarifa menor, concretamente de 68,16 euros al año en 2017.

En cuanto al esfuerzo fiscal absoluto dentro de las capitales de provincia españolas, en un 21% de ellas en 2017 los ciudadanos tuvieron que hacer frente a una cuota de 71 a 80 euros, seguidas por aquellas donde se pagaron de 91 a 100 euros, un 19%. En cambio, en 2008 el esfuerzo fiscal era de 61 a 70 euros en el 29% de ellas, seguidas de las que pagaban de 51 a 60 euros, otro 23%.

Y por otro lado, en el impuesto sobre los vehículos en el 29% de las capitales de provincia sus habitantes hicieron un esfuerzo fiscal en la horquilla de los 61 a los 65 euros el año pasado. En otro 33% con una presión también alta se pagaron en 2017 entre los 56 y los 60 euros.

La mayor recaudación

Los ayuntamientos consiguen el 28% de sus ingresos totales a través del IBI, ya que es un impuesto obligatorio sobre el que la administración local tiene una remarcable capacidad normativa. Este, por tanto, ha sido «el tributo que ha sostenido buena parte de su financiación durante la crisis», explicaba María José Portillo, economista y profesora de Economía Aplicada de la Universidad de Murcia durante la presentación esta semana del estudio 'Panorama de la fiscalidad local 2018' elaborado por el Registro de Economistas Asesores Fiscales (REAF).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos