El Ibex-35 cae, pero mantiene los 9.700 puntos, atento a la guerra comercial

Los mercados europeos muestran su preocupación por los primeros síntomas en Alemania de las tensiones comerciales

CRISTINA VALLEJO MADRID.

El Ibex-35 comenzaba la sesión en verde, pero tras media hora de negociación se adentraba en unos números rojos que ya prácticamente no abandonaría hasta el final del día. Al cierre daba un último cambio en los 9.722,7 puntos, lo que supone un descenso del 0,18%. Un discreto movimiento a la baja el del selectivo español que resultó ser algo peor que el de otros mercados del Viejo Continente. Así, el Dax alemán retrocedió un 0,14%, mientras que el Cac 40 francés y el Ftse Mib de Milán bajaron un 0,03% cada uno. En verde logró terminar el PSI-20 de Lisboa, que sumó un 0,2%.

Mientras, en Wall Street se observaban también movimientos discretos, aunque más positivos que los de los parqués europeos: al cierre del mercado español el Dow Jones se encontraba prácticamente plano, mientras que el S&P 500 sumaba un 0,10% y el Nasdaq se anotaba un 0,20%.

Algo que posiblemente ha sido motivo de preocupación en los mercados en la jornada ha sido la publicación de datos macro en Alemania. En particular, las órdenes de fábrica, que cayeron un 4% en junio en tasa mensual, cuando se esperaba un mínimo recorte del 0,5%, mientras que en comparación interanual el descenso es de un 0,8%, frente al avance del 3,4% que habían calculado los analistas. De acuerdo con los expertos de ING, se trata de un dato decepcionante que puede estar mostrando ya signos de que las tensiones comerciales están empezando a golpear a la economía alemana, lo que no constituye un buen augurio para las perspectivas industriales en la segunda mitad del año.

Ha actuado de contrapeso, sin embargo, el índice de confianza del inversor en la zona euro, el Sentix, que ha subido desde los 12,1 hasta los 14,7 puntos para el mes de agosto, cuando se esperaba que se colocara en los 13,4 puntos.

En todo caso, las tensiones comerciales continúan estando en el centro de las preocupaciones de los inversores y este fin de semana hemos visto cómo el presidente Donald Trump ha dicho que él lleva ventaja en esta disputa, a lo que el Gobierno de Beijing ha respondido que está preparado para soportar las consecuencias económicas y que no vacilará en un escenario de guerra arancelaria. No se observa distensión, por tanto, por ninguna de las dos partes.

El pasado viernes las autoridades del gigante asiático intervinieron para intentar frenar que siguiera depreciándose el yuan.

En el selectivo español, tres valores cayeron más de un 1%: ArcelorMittal, Meliá y ACS. Y un cuarto, Siemens Gamesa, perdió justo un 1%. En negativo también varios grandes valores, como Inditex, que se dejó un 0,83%, o Iberdrola, que perdió un 0,21%. Además, Telefónica y Repsol retrocedieron un 0,09% y un 0,06%, respectivamente. Pero también los bancos terminaron con pérdidas: BBVA y el Sabadell bajaron alrededor de un 0,35% y Bankinter y el Santander se deslizaron un 0,30% y un 0,22%, respectivamente.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos