Cheque guardería: hasta 1.000 euros para las madres trabajadoras

Cheque guardería: hasta 1.000 euros para las madres trabajadoras
Archivo

Los centros infantiles tienen hasta el 15 de febrero para enviar la documentación necesaria a Hacienda y que las familias puedan deducirse esta ayuda en la declaración de la Renta

Edurne Martínez
EDURNE MARTÍNEZMadrid

Las madres que hayan trabajado por cuenta propia o ajena y hayan dejado a sus hijos en una guardería en 2018 podrán optar a un 'cheque guardería' de hasta 1.000 euros al año por cada niño menor de tres años. Esta ayuda llegará en forma de desgravación en la declaración de la Renta de este año.

Son las guarderías las que deben rellenar la documentación necesaria -el modelo 233- antes del día 15 de febrero para que Hacienda tome nota y desgrave la cantidad correspondiente a cada madre en su próxima declaración. En el documento deberá constar la información sobre los menores y los gastos que sean deducibles, como la identificación de los progenitores y los meses completos en los que el niño asistió al centro, así como los gastos anuales que abonaron sus padres.

Cheque guardería, ¿cuánto te corresponde?:

Esta ayuda termina cuando los menores cumplen tres años. Si el niño ya cumplió los tres años en 2018 mientras acudía a la guardería -los nacidos en los primeros seis meses del año- también se reconocerá porque la deducción se aplica hasta el mes anterior de inicio del segundo ciclo de educación infantil. La nueva medida, aprobada el pasado mes de julio, acaba de entrar en vigor.

El problema ha venido cuando muchas familias han pensado que tenían que ser ellas las que tenían que enviar documentación adicional a Hacienda para optar a esta ayuda. Por ello, desde la Agencia Tributaria explican a este diario que son las guarderías y centros de educación infantil quienes tienen que rellenar el modelo 233 antes del 15 de febrero. La AEAT ha avisado de que en los años posteriores, solo se podrá solicitar durante el mes de enero.

Este beneficio fiscal corresponde a los gastos relativos a inscripción y matrícula, la asistencia y la alimentación. Así, no entran en el cómputo las cantidades subvencionadas o los propios cheque guardería que tenga la empresa donde trabaje el progenitor, que ya se resta de la nómina de cada mes de cara a la declaración de la renta.