«Europa puede verse afectada por la guerra comercial entre China y EE UU»

La Cámara de Comercio Europea en el Gran Dragón aprecia un futuro muy incierto para la inversión en el gigante asiático

ZIGOR ALDAMA

Shanghái. «Es difícil de creer, pero en esta era globalizada hay algunos cepillos de dientes que tienen hasta 37 componentes distintos, que se diseñan y fabrican en diferentes países, y que finalmente se ensamblan en China». Con este ejemplo práctico, el vicepresidente de la Cámara de Comercio Europea en China, Carlo Diego D'andrea, explicó ayer a este periódico por qué Europa puede verse afectada en la guerra comercial que enfrenta al gigante asiático con EE UU. Si algunos de esos componentes aumentan súbitamente de precio, la empresa que comercializa los cepillos puede verse en peligro.

Donald Trump está empeñado en gravar multitud de productos chinos, y Pekín ya ha avanzado que contraatacará con las mismas armas. De esta forma, productos por un valor que ya supera los 300.000 millones de dólares podrían verse afectados en una tormenta que tendrá repercusiones globales. «Es posible que Europa se vea afectada en el intercambio de disparos», añadió D'andrea durante la presentación del informe anual que la institución publica para dar a conocer la situación de las empresas europeas instaladas en China.

«En cualquier caso, ya existen mecanismos en el seno de la Organización Mundial del Comercio (OMC) para dirimir esas disputas. Estamos convencidos de que la guerra arancelaria se está utilizando para distraer al público de los asuntos verdaderamente trascendentales», criticó D'andrea. «La balanza comercial no se equilibra con aranceles, sino exigiendo que se pongan en marcha las reformas económicas que China lleva prometiendo años. Eso, y la transferencia de tecnología a la que obliga para tener acceso al mercado interno, es lo más importante», señaló.

No en vano, el informe de la Cámara de Comercio recoge que el 19% de las empresas europeas en el Gran Dragón se ven forzadas a ofrecer su tecnología a cambio de mantener su presencia en el goloso e inmenso mercado chino.

 

Fotos

Vídeos