Las entidades con más nombre salen tocadas, sobre todo las británicas

Fachada del Banco Central Europeo en Fráncfort con el logo del euro delante. :: AFP/
Fachada del Banco Central Europeo en Fráncfort con el logo del euro delante. :: AFP

Las pruebas de resistencia a los grandes bancos de Alemania, Francia o Italia se encuentran a la cola del listado comunitario

ADOLFO LORENTE

bilbao. Nadie los esperaba y no los hubo. Nada de suspensos, aprobado general. Los 48 bancos europeos examinados por la Autoridad Bancaria Europea (EBA, por sus siglas en inglés) recibieron ayer el espaldarazo de sus supervisores mejorando incluso los resultados obtenidos en los test de estrés de 2016, que además fueron bastante más duros de los diseñados para este año. Con alguna ausencia excepcional como la de Bankia, se trata de los 48 grandes, los llamados 'too big to fail', aquellos que son tan importantes que jamás se dejarán caer. Suponen el 70% de los activos europeos, el mismo porcentaje que copan las 33 entidades de la Eurozona analizadas por el BCE.

La palmadita en la espalda llegó a las seis de la tarde, cuando los mercados ya estaban cerrados a cal y canto. «Los resultados confirman que los bancos son mucho más resistentes a las perturbaciones macroeconómicas. Gracias también a nuestra supervisión, los bancos han aumentado considerablemente sus niveles de capital, a la vez que han reducido sus préstamos dudosos y han mejorado sus controles internos y la gobernanza de los riesgos», se felicitó Danièle Nouy, presidenta del Consejo de Supervisión del Banco Central Europeo.

Sin embargo, cuando uno rasca un poco, no son pocas las señales de preocupación que deja el informe. El diablo se esconde en los detalles y aquí, la escala de grises tiene muchas tonalidades. Choca, por ejemplo, cómo las entidades financieras con más renombre de la UE son las que están en una peor posición. Entre ellos, destacan los británicos Barclays, con una ratio CET 1 'fully loaded' del 6,37% en un escenario estresado, y Lloyds Banking Group, que registra el 6,80%. Entre uno y otro se cuela el italiano Banco BPM, con el 6,67%.

Ningún banco suspende un examen en el que no han participado entidades griegas o portuguesas

El límite del 5,5%

Nota aclaratoria sobre esta alambicada jerga anglosajona. Traducción: la CET 1 es el ratio que califica la calidad de los activos, es decir, cuando mayor sea el porcentaje, mejor. El suspenso está situado por debajo del 5,5%. El 'full loaded' es el escenario analizado en el que se toman como referencia los nuevos requisitos estipulados en Basilea III, que entrará en vigor en 2022. ¿Y lo del estrés? Lo que se hace es diseñar unos hipotéticos escenarios de crisis para testar la capacidad de resistencia de los grandes bancos comunitarios.

La clave de estos test de estrés tan esperados por los mercados es guiarse por ese estigma del 5,5% que marca la delgada línea entre el bien y el mal. Nadie la cruzó, ninguna entidad está por debajo, pero algunas se encuentran en arenas movedizas. Además de los dos gigantes británicos mencionados, muy tocados por la incertidumbre generada por el 'brexit', los bancos de las grandes potencias del club tampoco salen especialmente bien parados.

De las ocho entidades alemanas analizadas, Deutsche Bank registra una ratio CET 1 'full loaded' del 8,14%, el segundo peor resultado germano, sólo superado por la Norddeutsche Landesbank Girozentrale, que se queda en el 7,07%. La todopoderosa Francia tampoco le va a la zaga y tres de sus joyas de la corona, como el Société Générale (7,61%), la Banque Postale (8,22%) y el BNP Paribas (8,64%) no brillan por su fortaleza.

Respecto a Italia, el país que está en boca de todos por el órdago político lanzado a la Comisión Europea y por estar al borde de la recesión, han sido analizados cuatro entidades. El Banco BPM (6,67%) es el segundo peor de los 48 europeos, mientras que el Unione di Banche Italiane Società Per Azioni se queda en el 7,46%. Es verdad que aprueban, pero hay aprobados y aprobados. Como los de Unicredit (9,34%) e Intesa Sanpaolo (9,66%), que lo hacen con mucha suficiencia.

Por contra, si tiene alguna duda de dónde refugiar su dinero en épocas turbulentas, el podio está formado por el alemán NRW Bank (33,9% en el peor escenario), el holandés Bank Nederlandse Gemeentenpor (22,3%) y el sueco Swedbank (21,9%). Seguro que nuna ha escuchado hablar de ellos, pero no olvide sus nombres, por si acaso.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos