Las comunidades podrán ampliar las ayudas del bono térmico que dé el Gobierno

Habrá un pago mínimo de 25 euros que se abonará el primer trimestre del 2019, pero la cuantía máxima dependerá de los nuevos Presupuestos

JOSÉ M. CAMARERO

madrid. El bono social del gas ha iniciado su andadura desmarcándose del funcionamiento que tenía hasta ahora el destinado a ayudar al pago del recibo de la luz después de que el Gobierno haya plasmado la posibilidad de que cada comunidad autónoma pueda «ampliar» las cantidades otorgadas a cada beneficiario, según sus políticas sociales. Eso sí, la cuantía extra que una región pueda extender más allá de la que otorgue el Ministerio de Transición Ecológica a todos los colectivos vulnerables, tendrá que ir a cargo de las cuentas autonómicas.

Esa es una de las novedades que incluye el decreto ley publicado ayer en el BOE, en en el que se fijan las condiciones para desarrollar este nuevo bono con el que las familias que lo reciban -las que tengan derecho al eléctrico a 31 de diciembre- podrán sufragar el gas o del butano.

A diferencia del eléctrico -un descuento del 25% o del 40% sobre el consumo, dependiendo de la situación por la que atraviese un hogar-, el térmico consiste en un pago único anual para sufragar gastos de «calefacción, agua caliente sanitaria o cocina», indica la norma. Ese abono procederá del Ministerio de Transición Ecológica, pero lo gestionarán las comunidades para pagarlo en el primer trimestre del próximo año, y así ocurrirá posteriormente en todos los ejercicios. Y cada una de ellas lo podrá hacer por la vía que consideren más oportuno en cada caso, desde un cheque hasta una transferencia bancaria, por ejemplo.

En montañas e interior, se dispondrá de más ayudas; en las costas y el sur, habrá menos cantidad de dinero

Lo que sí aclara el texto aprobado ayer por el Consejo de Ministros es la cantidad mínima que recibirán los perceptores de esta modalidad de ayuda energética. Serán, como poco, 25 euros. El propio Ministerio de Transición Ecológica estiman que esa cuantía podría alcanzar los 130 euros, como máximo, calculados para una dotación presupuestaria de 100 millones de euros a repartir entre 1,5 millones de usuarios.

Hasta 130 euros por año

Pero se desconoce cuál será el importe máximo que el Estado destinará a este fin. Todos esos elementos indefinidos estarán «condicionados a la existencia de disponibilidad presupuestaria», según aclara la norma. Es decir, habrá que esperar a que se aprueben los Presupuestos Generales del Estado del próximo año, aún en fase de negociación entre Gobierno y Podemos, y a la espera de que otros grupos parlamentarios completen la mayoría para sacarlos adelante, para conocer los importes del bono del gas.

El importe del bono térmico está referenciado a una fórmula de la que se deriva una cuantía que dependerá, a grandes rasgos de las condiciones climatológicas de la localidad en la que se resida, según el Código Técnico de Edificación. Previsiblemente, quienes más dinero recibirán serán las familias vulnerables que residan en zonas montañosas, así como del interior, donde suele hacer más frío; y el importe será menor para los hogares en toda la costa, o en el sur. El importe se incrementará en un 60% para los consumidores vulnerables severos que define la ley.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos