La Comisión Europea desconfía del cumplimiento de los nuevos Presupuestos

El comisario de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici./Efe
El comisario de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici. / Efe

Cuestiona la recaudación por los nuevos impuestos y critican la poca severidad de la 'tasa Tobin', aunque no exige una nueva elaboración

Edurne Martínez
EDURNE MARTÍNEZMadrid

La Comisión Europea se ha vuelto a poner en contacto con el Gobierno a través de una carta enviada a las ministras de Economía y Hacienda. En ella vuelve a poner en duda las cuentas de ingresos de los Presupuestos que sostengan el gran aumento del gasto público. Así, los comisarios Valdis Dombrovskis y Pierre Moscovici ven riesgo de «no cumplimiento» en los PGE presentados por Sánchez.

La carta desvela que no han visto «diferencias significativas» con el plan presupuestario que les enviaron el pasado octubre y que pidieron reformular, por lo que mantienen sus palabras de entonces: «Hay riesgo de no cumplimiento». Ambos ministerios habían enviado su nueva propuesta el pasado día 22 a la Comisión Europea explicando que los ingresos habían mejorado en 1.700 millones por el aumento de las cotizaciones a la Seguridad Social, en parte por la subida del salario mínimo a 900 euros.

El problema principal que ven desde Bruselas es -como el resto de organismos- que el déficit del 1,3% fijado para este año es muy difícil de cumplir, a pesar de que hayan ajustado las cuentas nacionales a esta premisa. Los comisarios recuerdan que el Gobierno se había comprometido a presentar reformas económicas en la 'Agenda del Cambio', pero que no ha sido así.

Cuestionan la recaudación del nuevo impuesto sobre determinados servicios digitales ('tasa Google'), aunque no sobre su diseño porque responde al propuesto por la propia CE. Lo mismo ocurre con el nuevo impuesto sobre transacciones financieras ('tasa Tobin') en cuanto a recaudación, ya que el Gobierno estima unos ingresos de 805 millones y la CE dice que serán «menos» de los previstos. Explica que el tributo «difiere en aspectos importantes» de la propuesta de Bruselas.

Aún así, la Comisión no obliga a España a presentar un plan presupuestario nuevo, algo muy positivo para el Gobierno. Eso sí, vigilará de cerca las medidas de ajuste que se vayan implantando para cuadrar las cuentas.

«Adelante con los Prespuestos»

La respuesta del Gobierno no se ha hecho esperar. Este martes la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, mostró su conformidad con el texto de Bruselas y señaló que el organismo está de acuerdo con sus cuentas y con los nuevos impuestos que ya están en fase de tramitación para su entrada en vigor, si todo va bien, en unos tres meses. «La Comisión nos ha dicho que adelante con los Presupuestos», aseguraba Montero en declaraciones a TVE.

Por su parte, la secretaria de Estado de Presupuestos y Gastos, María José Gualda, resaltó en su comparecencia en el Congreso la valoración que ha hecho Bruselas de sus cuentas y negó que ponga en duda los nuevos impuestos. «Solo dicen que una de ellas (transacciones financieras) no es tan agresiva como lo que podían tener previsto pero que está en línea con la de otros países europeos. No es que estén en contra», dijo.

Y todo esto el mismo día que una delegación del Fondo Monetario Internacional (FMI) visitó España encabezada por el director del organismo para Europa, Jeffrey Franks. La delegación almorzó en el Congreso con los presidentes de la comisión de Economía y Presupuestos en plena negociación parlamentaria de los Presupuestos, aunque fuentes cercanas afirman que los temas que debatieron tuvieron más que ver con la economía europea y los retos a corto plazo como el 'brexit' o las tensiones comerciales con EE UU.

Más información