La carrera por la jefatura de la CEOE comienza oficialmente hoy

Antonio Garamendi será, salvo sorpresa de última hora, el único candidato de cara a las elecciones que se celebrarán el próximo 21 de noviembre

L. PALACIOS

MADRID. Hoy comienza de manera oficial -extraoficiamente lleva ya muchos meses en marcha- la carrera por la presidencia de la CEOE, la patronal de las grandes empresas. El actual presidente, Juan Rosell, termina su segundo mandato y no puede presentarse a la reelección después de que promoviera un nuevo estatuto en el que limitó a ocho años (dos mandatos consecutivos) el tiempo en el que una persona puede estar al frente de la organización.

Será en su junta directiva donde se comunique la fecha prevista para la convocatoria: el 21 de noviembre. En ese encuentro el hoy presidente de Cepyme y a la vez 'número dos' de CEOE, Antonio Garamendi, se presentará como candidato único por ahora. Así lo confirmaron a este diario fuentes empresariales que, no obstante, precisaron que hasta siete días antes de la fecha de los comicios puede presentarse una nueva candidatura, siempre que cuente con los avales necesarios.

Hasta hace poco se rumoreaba que el presidente de la patronal catalana Foment del Treball, Joaquim Gay de Montellá, pudiera también luchar por liderar la CEOE. Incluso la oposición que mantuvo los últimos meses hacia Rosell por su postura en el pacto salarial así lo presagiaba, pues algunas fuentes empresariales consideraban que detrás de esa férrea crítica al presidente -a quien achacaba cierta tibieza en su postura con el nuevo Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC)- estaba una estrategia preelectoral. Sin embargo, en la actualidad parece haber desistido de presentarse, quizá sabedor de que lo tiene complicado frente al empresario vasco.

Garamendi (Vizcaya, 1958) parece contar con la gran mayoría de los apoyos de las organizaciones territoriales y, en cierta manera, es el sucesor natural de Rosell como vicepresidente de la organización. De hecho, compitió con él en las anteriores elecciones a la CEOE y fue derrotado por solo 33 votos de margen. Su trayectoria le avala como firme conocedor del gremio, de la idiosincrasia empresarial y de los problemas que les afectan. Licenciado en Derecho por la Universidad de Deusto, se inició muy joven en los negocios familiares y luego en proyectos propios, para acabar en los consejos de administración de varias grandes empresas como Red Eléctrica, Babcock & Wilcox, Tubos Reunidos y Bankoa, de la que fue presidente. También dirigió la patronal de jóvenes empresarios, Ceaje. Su carácter dialogante le convierten en una pieza que puede ser clave en la interlocución social. Precisamente el gran reto que tiene por delante, una vez solucionado para tres años el pacto salarial, es defender los intereses de los empresarios frente a la intención del Gobierno de subir los impuestos a las compañías, algo a lo que desde la CEOE se oponen con uñas y dientes.

Pero habrá que esperar a su programa para conocer esas grandes líneas de actuación, aunque cabe esperar que continúe el trabajo de su antecesor. Según fuentes de CEOE, tras la «complicada herencia» recibida Rosell se va muy satisfecho con tres grandes acuerdos logrados -salario mínimo, empleo juvenil y AENC- y habiendo superado una recesión.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos