Los carburantes y las frutas elevan la inflación interanual al 2,3 % en junio

Los precios subieron en La Rioja el 2,1% con respecto a junio del año pasado

EFE MADRID/LOGROÑO.

El encarecimiento de los carburantes y de las frutas impulsaron los precios de consumo en junio, registrando un incremento interanual del 2,3 %, dos décimas por encima del alza de mayo.

Este incremento es el más elevado desde abril de 2017 y, con él, la inflación acumula 22 meses en positivo, según se desprende de los datos publicados hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

En concreto, los precios del transporte registraron un incremento interanual del 6,1 %, un punto por encima del mes anterior, debido al encarecimiento de los carburantes y lubricantes, frente al abaratamiento del año pasado, comportamiento que no pudo ser compensado por el descenso de los precios del transporte aéreo de pasajeros.

Los alimentos y bebidas no alcohólicas contabilizaron un aumento de los precios del 2,5 %, cinco décimas más, por el mayor encarecimiento de las frutas y el menor abaratamiento de las legumbres y hortalizas.

El INE resalta la influencia negativa que ejerció el abaratamiento del marisco y pescado y de los aceites y grasas, que se encarecían el año pasado, así como el menor incremento de los precios de la carne.

Los precios de la vivienda aumentaron el 2,6 %, tres décimas más, por el encarecimiento del gasóleo para calefacción que se abarataba el año pasado, así como de la electricidad, en tanto el gas influyó negativamente al abaratarse este año, mientras que se encarecía el pasado.

Con influencia negativa sobre el IPC se situaron los hoteles, cafés y restaurantes, con un incremento de precios del 1,7 %, tres décimas menos, por el menor encarecimiento de los servicios de alojamiento.

También el ocio y cultura, con un alza del 0,6 %, dos décimas menos, consecuencia de un menor encarecimiento de los paquetes turísticos.

Una vez eliminados los elementos más volátiles de la cesta de la compra (energía y alimentos frescos), la inflación subyacente se moderó una décima hasta el 1 %, por lo que se sitúa más de un punto por debajo del índice general (2,3 %). En cuanto a la evolución mensual, los precios de consumo aumentaron un 0,3 % durante junio, seis décimas menos que el incremento contabilizado en mayo.

La Rioja

Los precios subieron un 0,3 por ciento en junio en La Rioja respecto al mes anterior, según los datos facilitados ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE). De este modo, la tasa interanual del Índice de Precios al Consumo registrada en el pasado mes, correspondiente a los últimos doce meses, se colocó en la región en el 2,1 por ciento, dos décimas por debajo del índice nacional.

La FER considera que «los precios aumentan en La Rioja por el negativo efecto de los combustibles» ya que «los elevados costes energéticos son un problema importante para el crecimiento de las empresas».

UGT La Rioja considera que la nueva subida del IPC «confirma la necesidad urgente de incrementar los salarios». En la misma línea se manifestó USO.

 

Fotos

Vídeos